Skip to main content

Aldo a McGregor: "Puedes esperarme, ya casi vengo"

 


RIO DE JANEIRO

José Aldo está contando los días para su regreso al Octágono.

El campeón de peso pluma del UFC, que habló con la prensa en Río de Janeiro (Brasil) el jueves, confirmó sus planes de retomar su entrenamiento en dos semanas, después de su breve pausa a raíz de una lesión en una costilla.

Conor McGregor punches Chad Mendes in their UFC interim featherweight title fight during the UFC 189 event inside MGM Grand Garden Arena on July 11, 2015 in Las Vegas, Nevada. (Photo by Christian Petersen/Zuffa LLC)" align="right" />Aldo dijo que está ansioso por empezar a entrenar para el combate de unificación del título contra Conor McGregor, quien fue coronado campeón interino de peso pluma del UFC tras noquear a Chad Mendes en UFC 189 en Las Vegas.

A pesar de la importancia del combate Mendes-McGregor en la división de peso pluma, Aldo confesó que no miró la pelea, ni siquiera para estudiar las posibles falencias en el juego de su rival irlandés. Él confía en su entrenador, Andre “Dede” Pederneiras, para trazar la estrategia que le dará la victoria.

"Yo no miro peleas si mis amigos no están peleando”, dijo Aldo. “Dede me habló al respecto y dijo que está bien. Creo que fue un buen combate para nosotros. Chad iba ganando mientras le quedaban fuerzas".

Por ahora, la costilla lesionada le continúa doliendo al brasileño. Una vez que reciba el alta para reanudar la actividad física, Aldo tomará clases de natación en vez de realizar sesiones de sparring para alistar el cuerpo gradualmente. El plan es lidiar cuidadosamente con cualquier cosa que se interponga entre el entrenamiento y la preparación física con el fin de asegurar que el defensor del cinturón pueda regresar con éxito en 2015.

Jose Aldo of Brazil (L) and title challenger Conor 'The Notorious' McGregor of Ireland (R) as they face off during the UFC 189 World Championship Fan Event on March 31, 2015 in Dublin, Ireland. (Photo by Jeff Bottari/Zuffa LLC)" align="left" />"Quiero que ese día llegue pronto. Me frustró mucho no poder pelear esta vez, especialmente por la conmoción en mi país”, dijo Aldo. “Recibí mensajes de todas partes del mundo. Estaba muy triste, pero sé que el tiempo pasará rápido y pelearemos pronto”.

Aldo enfatizó que no le molesta ver a Conor llevando el oro del UFC en la cintura.

"No me importa en lo más mínimo. Cuando estemos frente a frente en el Octágono, veremos quién es el verdadero campeón”, comentó. “Él no me importa".

Impulsado por la motivación de defender su título, Aldo le envió un mensaje a su futuro contrincante.

"Espérame que estoy en camino”, dijo Aldo. “Puedes decir lo que quieras, pero tus armas no serán nada comparado con lo que yo tengo para mostrar”.