Skip to main content

Bocas Sucias, Guerra Fría: Así Fue La Conferencia De UFC 196

Conor McGregor y Nate Diaz protagonizarán un combate de peso welter en la cartelera que se realizará en Las Vegas el sábado 5 de marzo. 

 

Después de que una lesión dejara fuera a Rafael Dos Anjos, Conor McGregor -monarca de las 145 libras- subirá a la división welter para enfrentar en la estelar de UFC 196 a Nate Diaz.

El sábado 5 de marzo, el irlandés tendría la oportunidad de convertirse en el primer campeón de dos categorías; sin embargo, ahora el reto es distinto y -aunque sin cinturón de por medio- podría conseguir su primera victoria en las 170 libras ante un rival que es garantía de espectáculo y emoción.

Estas fueron las palabras de los protagonistas en la conferencia.

“Había muchas opciones porque varios querían tomar la pelea, aunque otros -como Frankie Edgar- nunca aparecieron. Me preguntaron que cómo me sentiría en las 170 libras y la verdad es que no tengo problema en subir de división. Lo haré y estoy feliz por ello”, comenta McGregor.

A lo que Nate respondió: “Estoy en forma siempre. Estoy listo para pelear en cualquier categoría y no importa si es con poco tiempo de anticipación”.

Parecía que la conferencia se llevaría con tranquilidad; sin embargo, la declaración de “The Notorious” encendió los ánimos: “¡Yo peleo por mi propio cinturón! Me gusta romper las reglas porque, en realidad, ¡yo soy la regla! Nate no estaba listo para pelear en las 155 ni en las 165 por eso acepté que fuera en 170”.

Diaz interrumpe: “Lo haré. Podría pelear en 155, no me da miedo porque no te tengo miedo”.

“¡Tómala en 155!”, reta el irlandés al californiano.

El intercambio de groserías es constante y Conor reta a su rival de forma sarcástica: “¿Qué se siente ser millonario? Se siente bien, ¿no?”

“Deberías callarte porque los esteroides que te metes te están haciendo daño. ¡No me importa tu cinturón! Al diablo con tu cinturón. Deberías dejarlo en casa y no llevarlo a todos lados ”, contesta el menor de los hermanos Diaz.

El público se entrega al irlandés: “Conor, Conor”, lo que utiliza como arma para enfadar a Nate: “¿Estamos en América? Aunque te duela soy el dueño de la Costa Este y Oeste, todos me apoyan. Esto no es un juego, soy el mejor peleador y eso es todo”.
Agrega: “Mi mayor fortaleza es el trabajo duro. No pueden detenerme. Veremos qué puede hacer Nate en tan poco tiempo. Siempre está fuera de forma. Cuando peleó con Dos Anjos se veía flaco y débil. Habla mucho”.

“Yo siempre he estado en UFC y he peleado contra quien he querido. La verdad es que todos en UFC están involucrados en esteroides”, señala Diaz y Conor interrumpe: “Me tienes que respetar porque yo no estoy metido en esteroides. ¡Soy un animal! Lo voy a noquear en el cuarto round”.

“Mi estrategia es matarlo. Entreno fuerte todo el tiempo”, dice Nate.

“Nate: felicidades. Ahora eres rico”, Conor comenta con tono de burla, pero Diaz no se queda callado: “Felicidades a ti. Yo soy el espectáculo”.

Respecto a los planes de McGregor rumbo a UFC 200, el irlandés no adelantó mucho y solamente mencionó que lo menos importante es el rival y que su única y mayor motivación es el dinero que puede generar:

“Estoy creando mi propia división, no me interesan las libras, es mi propia carrera y mi propio camino. No importa a quién tenga enfrente porque estoy listo para destruir al que sea”.

La conferencia terminó con un careo intenso entre ambos peleadores. Pase lo que pase en UFC 196, Conor McGregor y Nate Diaz prometieron espectáculo, adrenalina y emoción. En un duelo en el que los dos saldrán con todos sus recursos, ¿quién es tu favorito?