Skip to main content

Browne vs Arlovski: Mordiscos de Perro

Ambos  vienen de ganar y necesitan una nueva victoria para crecer en el ránking de los completos. Travis tiene como objetivo cercano lograr una pelea por el título mientras que el bielorruso viene levantando su nivel luego de su regreso a UFC.


Una pelea se torna emocionante cuando en ella se cruzan dos rivales de nivel que llegan en un buen momento. Y éste será el caso del duelo entre Travis Browne (17-2-1) y Andrei Arlovski (23-10-0, 1NC), quienes vienen de sendas victoriosas y quieren seguir extendiendo su racha, aunque sólo uno logrará hacerlo. El 23 de mayo, en la jugosa cartelera del UFC 187 en Las Vegas.
Vea>>>Travis Browne Va por Nocaut

El estadounidense es quien carga con el peso del favoritismo. Ocupa el tercer lugar en el ránking de los completos contra el séptimo del bielorruso y cuenta con importantes victorias en su historial. Su única mancha radica en su derrota por decisión unánime ante Fabricio Werdum, la cual lo dejó afuera de una chance de título y permitió que meses más tarde el brasileño conquistara el cetro interino ante Mark Hunt. De todas formas, Browne se pudo recuperar ante Brendan Schaub, a quien noqueó en el primer asalto. Ahora, se le viene otra prueba de fuego.

Del otro lado aparece el caso de Andrei Arlovskii, el cual es realmente llamativo. Supo ser campeón de la categoría en UFC pero no peleaba en la promotora desde 2008. Desde ese entonces tuvo buenos y muy malos momentos (incluyendo una racha de cuatro derrotas en fila), pero decidió su retorno para el año pasado. Firmó su regreso y ya consiguió la victoria en sus dos presentaciones: primero fue una decisión dividida ante Brendan Schaub y luego llegó el contundente nocaut ante Antonio Silva en Brasilia.
Vea>>>Andrei "El Pitbull" Arlovski Muerde

Ésta será una contienda típica de la categoría más pesada. Ambos son noqueadores seriales y tienen gran potencia en sus puños. Travis Browne apenas pasó del primer round en una de sus últimas siete peleas y ha dado sobradas muestras de que sus puños carecen de paciencia y buscan cuanto antes el nocaut. Andrei Arlovski no tiene mucho que envidiarle, porque también ha construido su carrera en base a sus finalizaciones por la vía del cloroformo. Sin ir más lejos, lo demostró en su última pelea ante Silva, cuando con una derecha al mentón lo dejó contra la lona.

Ninguno de los dos vio acción en este 2015 por lo que esta presentación marcará en cierta forma lo que será el resto del año para ellos en cuanto a futuros rivales. Browne sabe que necesita seguir ganando para buscar su tan preciada chance pero Arlovski no será un enemigo sencillo.

¿Estará a la altura para vencer a un peleador de la talla y la experiencia del bielorruso?