Pasar al contenido principal

Cain Velasquez: La Familia, Lo Más Importante

La Ausencia De Dos Años Valió La Pena

Dejando a un lado las lesiones, hay algo que mantuvo a Cain Velasquez alejado del Octágono por casi dos años: su familia. Y lejos de afectarle, puede ser que la motivación sea en él mayor que antes.

Cuando nació su primera hija Coral, en mayo de 2009, Cain se abría camino en UFC. Sumaba tres triunfos en fila y Cheick Kongo era su cuarta víctima en la empresa apenas a un mes de haberse convertido en papá.

“Mi hija ahora tiene nueve años, pero cuando era bebé viví entrenando en el gimnasio y peleando. Me perdí muchos momentos importantes”.

En esos nueve años fue campeón dos veces, sumó diez triunfos y dos derrotas. Y compartió el embarazo de su esposa Michelle con los entrenamientos para el duelo previo ante Denis Stojnic y después para el de Kongo en UFC 99.

“Quería estar con mi familia al menos en el embarazo y el primer año de vida. Y estoy muy contento de ser parte de UFC Phoenix”.

Así lo comentó en una entrevista para MMA Junkie. donde también comentó que esperaba la pelea indicada, contra el oponente indicado. Francis Ngannou es perfecto para ello y en el evento estelar del 

“No muchas personas tienen la oportunidad de detenerse por dos años. Yo pude hacerlo y estoy feliz porque estuve cerca de mi familia y no me arrepiento en lo absoluto”.

La última vez que peleó fue en UFC 200 en 2016 ante Travis Browne. Ahora está listo para regresar al octágono. Las lesiones han quedado de lado y Cain Jr. está por cumplir un año de edad.