Skip to main content

Cerrone vs Cote: Dos Dispuestos A Todo

El TD Place Arena de Ottawa, Canadá va a tener con qué estallar cuando aparezca la pelea co-estelar el 18 de junio de 2016 entre Donald Cerrone y Patrick Cote. 


Canadá a recibido con brazos abiertos a Rory MacDonald como el sucesor lógico y natural del ya legendario Georges St-Pierre. Pero el país ha disfrutado de varias figuras en las artes marciales mixtas y uno de sus pilares más estables que los ha representando en el máximo nivel es Patrick Cote. Así que cuando éste se tope con uno de los peleadores más queridos y populares del deporte en la pelea co-estelar de Ottawa y previo a la aparición de MacDonald (que enfrenta a Stephen Thompson), la noche subirá un escalón de intensidad.
>>>Cowboy vs Cote Co-Estelar UFC FIght Night Ottawa

El amado Donald “Cowboy” Cerrone (29-7, 1NC) se ha ganado su lugar a pulso y franqueza. Dice las cosas como las ve, pide todas las peleas que puede, pelea cada vez que le dan luz verde y entrega round tras round a base de actitud y por supuesto, bastante técnica. Ya es complicado no pensar en “Cowboy” como el favorito, en parte, por el simple hecho de que sea tan querido entre el público, los periodistas y los más expertos del deporte.

El pateo ha sido la característica más sobresaliente de Cerrone como peleador, importando sus técnicas de kickboxing donde acumuló un récord invicto de 28-0. Pero se desplaza bien, trabaja bien las rodillas para interceptar a oponentes agresivos, es largo y aprovecha su alcance tanto con las manos como con las pies y tiene un jiu-jitsu agresivo y fluido.
Aún no se sabe bien si su paso de peso ligero a peso wélter habrá sido lo más conveniente, pero con sus únicas dos derrotas en sus últimas doce peleas llegando ante el campeón de los ligeros, Rafael dos Anjos, Cerrone tomó la decisión de buscar otros caminos.
Cerrone tiene una altura y tamaño ventajosa como peso ligero, pero todo eso se anula un poco entre los wélter. Y con un rival tan experimentado como Cote, quien además ha peleado en peso mediano e incluso hasta peso semicompleto, hablar de ventajas físicas por parte de Cerrone parece un diálogo nulo.
>>>Mira Lo Mjeor De Patrick Cote En Acción

Cote (24-9) además tiene una experiencia extensa que incluye tres temporadas distintas con UFC. Muy en los inicios de su carrera, Cote recibió la oportunidad de entrar al octágono contra uno de los más temidos de la época, Tito Ortiz, en UFC 50. Cote apenas llevaba cinco peleas profesionales en ese momento y llevó a Ortiz hasta la decisión.

El desempeño le valió otras dos apariciones, pero fueron en derrotas y quedo fuera de UFC un tiempo, regresando dos años después con más experiencia y mejores resultados. Cote se armó una racha de victorias hasta conseguirse una pelea de título ante Anderson Silva, pero la derrota inició una racha mala de tres caídas consecutivas y de nuevo quedó fuera de la empresa.
>>>Ve El Evento En FOX Deportes El Sab. 18 De Jun.
El canadiense ahora está en su tercera temporada en UFC, y ha ganado seis de sus ocho peleas, incluyendo las últimas tres, encontrando mejor acomodo como peso wélter, cargando una experiencia incuestionable y puliendo sus herramientas, por lo que hoy en día presume una cinta negra en judo, en jiu-jitsu brasileño y muay thai. 

 

Así que si pudo haber una pelea co-estelar que le podría robar las luces a MacDonald y Thompson, es una entre Cerrone y Cote. Cerrone sigue experimentando la vida como peso wélter, ésta siendo apenas su segunda pelea en la categoría y todavía hay incertidumbres sobres su capacidad de enfrentar a peleadores más grandes, especialmente tipos como Cote que vienen de divisiones incluso más pesadas.
>>>Cartelera Completa UFC Fight Night Ottawa
Ambos tienen experiencia de campeonato, han enfrentado figuras importantes en los últimos diez años del MMA, son mentalmente fuertes pero también sensatos para poder tomar decisiones inteligentes en mero pelea, y no hay mucho de qué dudar en cuanto sus herramientas como peleador, cada uno con sus propios estilos. Así que Ottawa tendrá bastante de qué aplaudir, brincar y vitorear cuando estas dos figuras se suban el escenario.