Skip to main content

Conor McGregor a un paso de pelear por título

El extrovertido irlandés, Conor McGregor, está a un paso de poder retar al campeón peso pluma del UFC, José Aldo, pero por ahora su cita es ante Dennis Siver el 18 de enero de 2015 en el TD Garden de Boston, Massachusetts.


Su estética se basa en lentes oscuros que contrastan con una barba rubia y gruesa y un bigote clásico estilo del siglo XIX. Su atuendo es un elegante traje sastre, ya sea con corbata o corbatín. Pero sin duda, su marca es el fuerte acento irlandés que sobresale, y aún sobresalen más sus fuertes declaraciones que generan carcajadas y controversia por sus ofensivas verbales hacia otros peleadores, algunos de ellos sus rivales, a quienes les hace saber que su interminable confianza en su talento le brindará otra victoria más sobre ellos. Conor McGregor (16-2) llegó a UFC en abril de 2013, y su ascenso ha sido completamente explosivo, tanto en el octágono como fuera del mismo.
Vea>>>Fotogalería exclusiva de Conor McGregor

McGregor se ha convertido en ícono“The Notorious”, como se hace llamar, es un personaje de amor u odio, un peleador atrevido en muchos aspectos, en su manera de hablar y forma de pelear, y entre las críticas y los halagos,  sigue invicto en UFC, venciendo a tres de cuatro oponentes por nocaut técnico en el primer round; Marcus Brimage, Diego Brandao y Dustin Poirier. Cargando su patriotismo irlandés, McGregor se coloca en el centro del octágono pelea tras pelea, con ese parado poco ortodoxo, movimientos en ángulo difíciles, golpes y patadas de giro impredecibles, lanzados con mucha velocidad, y de repente conecta combinaciones que hacen a sus oponentes dudar antes de cualquier movimiento; esa capacidad de mantener a sus rivales a la defensiva, inseguros, y confusos, con el temor de perder la batalla en cualquier instante le ha dado una ventaja enorme a McGregor, quien ha sacado provecho de la situación.
Vea>>>Las particulares respuestas que da Conor a las preguntas

Además de sus habilidades y talento como peleador, McGregor se ha destacadoSu última victoria ante Poirier en UFC 178 fuera del octágono también, generando expectativa constante por parte de los medios y la afición que quieren verlo pelear, y confirmar si sus palabras las puede hacer hechos. Sus provocaciones también han funcionado estratégicamente, sacando a los oponentes de sus estados mentales  que acostumbran, calentando las emociones, y con frecuencia obligándolos a entrar al juego que el propio McGregor ha montado. Todo esto también lo lleva a discusiones constantes de poder ser el próximo retador de José Aldo, cosa que McGregor pedió desde su llegada al UFC. Aldo recientemente declaró el interés de aceptarlo como retador, todas las piezas están en su lugar para que se concrete el esperado enfrentamiento. Dana White, el Presidente del UFC, declaró recientemente que de ganar su próximo combate, McGregor enfrentaría a Aldo por el cinturón.
Click aquí>>>Evento estelar Fight Night Boston: McGregor vs Siver

Sin embargo, “The Notorious” tiene una cita programada este 18 de enero ante el ruso-alemán Dennis Siver (22-9-1) - actual número ocho del ranking – quien llega de una victoria por decisión, aunque su racha es inconsistente. De las últimas seis apariciones, Siver lleva tres victorias por decisión, dos derrotas, y un no contest por salir positivo en el antidoping. Pero de igual manera, Siver es un reto real, con un versátil juego de pie, y una peligrosidad constante en el piso, si deciden llevar la pelea a ras de lona.
Click aquí>>>Los boletos aún están disponibles para este evento
 Vea cómo se preparó Conor McGregor para su primer evento estelar en Dublin

Todo se ha ido acomodando como McGregor lo ha pedido con voz alta, pero también con contundencia sobre el octágono. No obstante, en cualquier carrera exitosa, cada paso se tiene que tomar con precisión, y antes de pensar en el título, conforme estemos escuchando las declaraciones y provocaciones verbales de McGregor mientras va arrancando el año nuevo, el irlandés deberá confirmar de nuevo con acciones que su talento es digno de estar en la cima.
 ¿Logrará McGregor continuar con sus planes?