Skip to main content

Daniel Cormier y una nueva aventura

Daniel Cormier ocupa la cuarta posición del ranking de los pesos completos; sin embargo, para su próximo encuentro debutará en las 205 libras.

El rival a vencer sería Rashad Evans en UFC 170: Rousey vs. McMann, pero una lesión lo dejó fuera y Patrick Cummins tomará su lugar en la cartelera que se realizará el próximo 22 de Febrero en el Mandalay Bay de Las Vegas. Como suele ocurrir en estos casos, muchos se cuestionan si el desempeño de Cormier se mantendrá en el mismo nivel.

La expectativa que ha generado el compañero de entrenamiento de Cain Velásquez ha sido grande. Al paso de los meses lo han colocado como el próximo contendiente al título que ostenta Jon Jones. No obstante, para “DC” el camino no será sencillo.

Frente a él tendrá a Patrick Cummins, uno de los prospectos más interesentantes en la categoría de los semipesados que busca impresionar a todos para ganarse el respeto  la constancia en la empresa. Cuenta con cuatro duelos como profesional (Dos por Nocaut y dos por Sumisión). “Durkin” ya se ha enfrentado a Cormier, pero en su etapa amateur; además, señala que siempre ha sido un dolor de cabeza para el californiano y que darán una buena pelea.

Cormier  tampoco tiene manchas en su récord: 13 duelos disputados y ganados. Su condición física es intachable y, hasta el momento, acumula cinco triunfos por Nocaut, cinco por Decisión y tres por Sumisión. Sus bases colegiales en lucha lo han convertido en un rival muy complicado ya que en el suelo es letal. Además, fue parte del equipo de Estados Unidos para los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 (donde consiguió el cuarto lugar) y de Beijing 2008 (no pudo participar por una lesión en el riñón); y ganó medalla de oro de Juegos Panamericanos en dos ocasiones.

Inició su carrera profesional en 2009 con Strikeforce con una victoria por TKO en el segundo episodio ante Gary Frazier y, desde ese instante, DC comenzó a llamar la atención. Tres años después se convirtió en el monarca de los pesados al derrotar a Josh Barnett por Decisión. Tras una defensa exitosa frente Dios Staring, Cormier llegó a UFC y, con todos los reflectores puestos en él, venció a Frank Mir.

Al escalar posiciones en el ranking se acercaba una pelea titular contra Cain Velásquez, campeón de la división, pero ambos se negaron a enfrentarse al ser compañeros de campamento y fue entonces cuando Daniel decidió bajar de categoría.

Para UFC 170 tiene la oportunidad de ser un referente en la categoría de los semipesados y demostrar que puede medirse a Jon Jones, quien ya mencionó que lo espera para defender su título. No obstante, Cormier toma las cosas con calma ya que para él, después de Glover Teixeira, el rival de “Bones” será Alexander Gustafsson y augura que el sueco le arrebatará el cetro. A pesar de ello, el originario de San José está seguro que un duelo frente a Jones es seguro, aunque el neoyorquino ya no sea campeón.

¡Sígueme en Twitter: @LaChicaKO!