Skip to main content
Conociendoa

Demetrious Johnson ya es legendario

 

El 2017 será recordado como el año en el que Demetrious Johnson rompió el récord de defensas de título en UFC que ostentaba Anderson Silva con 10, al alcanzar el número mágico de 11 y difícilmente alguien lo podrá superar en el futuro cercano.

Si Mighty Mouse es el más grande de todos los tiempos en las Artes Marciales Mixtas puede ser una larga y válida discusión, pero el título de leyenda nadie se lo puede quitar, porque además sigue acumulando blasones y su retiro no se pronostica en poco tiempo.

 
A post shared by ufc (@ufc) on Oct 7, 2017 at 9:07pm PDT

Johnson mencionó en múltiples ocasiones que quería ser el campeón con más defensas exitosas de cinturón y lo consiguió siendo fiel a su estilo, porque en la pelea que sostuvo ante Ray Borg en UFC 216 no solo le pasó por encima al retador, sino que además lo finalizó con una llave inédita.

A pesar de estar en el quinto round de la contienda, en la que todos los episodios llevaba ventaja con facilidad, al menos así lo hizo ver, Demetrious levantó a Ray en un suplex y cuando caía, se acomodó de tal forma que le encajó una palanca al brazo, a la cual solo le tuvo que hacer un ajuste para ganar. Ni en los videojuegos, que tanto disfruta el campeón se había visto algo similar.

No fue la primera ocasión en la que Johnson dio muestras de que él siempre quiere terminar las peleas y no irse a la decisión, en UFC 186, sometió a Kyoji Horiguchi con una palanca al brazo a las 4:59 del último round, convirtiéndola en la sumisión más tardía en la historia del UFC.

Demetrious es el rey de las 125 libras, su “diminuto” tamaño es inversamente proporcional a su grandeza como peleador, desde 2011 no conoce la derrota y esa fue en peso gallo, una división que no le acomoda en ningún sentido.

Mighty Mouse tiene la racha más larga de triunfos en la división mosca con 13, seis de ellas por la vía larga, cinco por sumisión y dos por nocaut, sin duda es el rey y para que alguien lo destrone tendrá que hacer algo realmente especial.

Parece que Johnson solo puede ser derrotado por sí mismo, ya sea porque el cuerpo no le ayude o porque mentalmente se desgaste demasiado, empero, en el horizonte no se ve ninguna de las dos opciones pues apenas tiene 31 años y está pleno físicamente.

Los rivales de las 125 libras parece se acabaron, con algunos ya hasta peleó en dos ocasiones como Joseph Benavidez y John Dodson, así que el terreno se allana para ver una súper pelea contra TJ Dillashaw antes que darle una segunda oportunidad a Henry Cejudo, quien podría ser considerado el contendiente número uno.

Quienes disfrutan de las Artes Marciales Mixtas deben sentirse afortunados de ver a un tipo como Demetrious Johnson quien ya tiene un lugar asegurado en la historia dentro de la jaula y puede continuar con su legado fuera de ella como embajador de este deporte.

Alfredo Bush es escritor para UFCEspanol.com. Síguelo en Twitter en @abushito