Skip to main content

Desde el Octágono - Ryan Jensen

 

Desde el octágono

Por Emiliano Cándido

Ryan Jensen, todo o nada por la victoria

A lo largo de su carrera Ryan Jensen ha transitado por un camino plagado de irregularidades que hacen que hoy su continuidad en UFC dependa pura y exclusivamente de conseguir un triunfo en su próxima pelea frente a Jesse Forbes, en el primer combate de la velada que se llevará a cabo el 29 de mayo, el UFC 114: Jackson vs. Evans.

 

Desde el octágono

Por Emiliano Cándido

Ryan Jensen, todo o nada por la victoria

A lo largo de su carrera Ryan Jensen ha transitado por un camino plagado de irregularidades que hacen que hoy su continuidad en UFC dependa pura y exclusivamente de conseguir un triunfo en su próxima pelea frente a Jesse Forbes, en el primer combate de la velada que se llevará a cabo el 29 de mayo, el UFC 114: Jackson vs. Evans.

Si bien había conseguido su primer triunfo ante Steve Steinbeiss, no pudo mantener ese nivel y cayó derrotado. En realidad, Mark Muñoz fue mucho para él y en solo 2 minutos y medio se estaba rindiendo por la lluvia de golpes lanzados por el peleador recientemente inducido al salón de la fama de la lucha estadounidense.

Quizás la luz de esperanza de Jensen se haya apagado en ese momento y creía tener que recuperarse en otras empresas para conseguir un nuevo llamado de Dana White. Por el momento eso no sucedió y tendrá la posibilidad de reivindicarse otra vez.

En esta oportunidad su rival también está necesitado de un triunfo para seguir con vida dentro del octágono. De estilos bastantes diferentes, Ryan Jensen intentará imponer su lucha frente al Jiu Jitsu Brasileño de Jesse Forbes, en un combate que puede ser muy atractivo si van al piso o si deciden quedarse intercambiando golpes ya que ambos dejan todo en esa faceta.

Ryan, de 32 años, llega extremadamente confiado debido al intenso trabajo que efectuó para afrontar este desafío, el cual puede volverse un punto de inflexión si consigue el triunfo y lo ayudaría a comenzar a transitar un sendero que lo deje de cara a posibilidades más importantes.

“Estoy listo para pelear desde hace mucho tiempo. El entrenamiento que he realizado ha sido el más duro de mi carrera y no veo la hora de ingresar al octágono. Estoy en el mejor estado de mi vida gracias a la ayuda que recibí del campamento de Greg Jackson”, comenta Jensen.

Tener un record negativo dentro del octágono es complicado y hace que todo se vuelva cuesta arriba. Muchos lo tomarían como un inconveniente para progresar, pero cuando a Ryan se le pregunta si siente presión, la respuesta es llamativa.

“No, por favor, jamás sentiría presión, estoy haciendo lo que me gusta. Lamentablemente ya me han despedido una vez por los malos resultados que tuve así que mi meta central es salir y dar todo para entretener a los fanáticos. Si lo logro, ganaré la pelea y me quedaré en UFC. Si no lo puedo hacer, todo sucede por algo y para esto también habrá una razón que lo justifique, eso sí, no quiero saberla porque no me quiero ir”, relata.

Puede que suene decepcionado por cómo se dieron las circunstancias, pero Jensen tuvo que irse del lugar que lo vio crecer y tomó un camino más adecuado para su preparación previa al combate.

“Tuve que abandonar mi gimnasio en Omaha y es algo que me dolió mucho debido a que allí están mis amigos, hablé con mi familia y les comenté que debería transformarme en un verdadero peleador, así que decidí irme al gimnasio de Greg Jackson”, explica.

Y continúa: “Estuve preparándome durante 2 meses sin saber lo que es un combate, ha sido solo entrenamiento, ahora quiere pelear y quiero divertirme así que será el tiempo de ver mi evolución”, dice ilusionado por las mejores que él mismo percibe.

A la hora de plantearse un objetivo, Ryan no anda con vueltas. Lo único que quiere es un cinturón que lo identifique como campeón, pero para eso sabe que tiene que recorrer un camino muy largo y que no será sencillo realizarlo.

“Mi objetivo es ganar el cinturón de pesos medios de UFC y ser el mejor de la división. Para eso tendría que ganar muchos combates de forma consecutiva y sería muy bueno porque conseguiría uno de los mejores regresos en la historia. De estar 1-4 a pelear por el título… ¡sería genial!”, comenta mientras sueña en voz alta.

En una división regida por uno de los mejores peleadores libra por libra del momento y una segunda tanda que pelea duramente por obtener la oportunidad, Jensen está calificado como para brindar un panorama de las 185 libras de UFC.

“Hay una gran cantidad de peleadores de nivel excelente en los pesos medianos que solo buscan ganar y entretener a los fanáticos. Todos intentamos destronar al campeón Anderson Silva, sabemos que es humano y por eso nos esforzamos para llegar al nivel que él demuestra en cada uno de sus combates, nada es imposible”, dice muy seguro.

Para finalizar deja algunos conceptos interesantes para todos aquellos que se están metiendo en el mundo de las AMM como practicantes y que tienen ganas de forjar una carrera como profesionales.

“Las artes marciales mixtas son el mejor deporte del mundo. Crean en ustedes mismos y diviértanse cuando entrenan, pelean o hacen algo relacionado con su preparación. Dejen que sus sueños vuelen y acepten cualquier reto que se les presente”, concluye.

Ryan Jensen necesita imperiosamente un triunfo. Una bocanada de aire fresco que lo deje pelear sin la presión de tener que defender su trabajo. A pesar de las derrotas ha tenido grandes actuaciones y por eso aún se mantiene dentro del octágono.

Un peleador por reconocido pero que siempre brinda un gran espectáculo cuando pelea, pero esta vez puede que sea la última, es por eso que ahora va a todo o nada por la victoria.