Skip to main content

Dustin Poirier: 155 Libras de Poder

El Sábado 4 de Abril, Dustin Poirier se olvidará de la división pluma y volverá a pelear en las 155 libras cuando se mida a Carlos Diego Ferreira en la cartelera estelar del UFC Fight Night: Mendes vs. Lamas.


La división de los pesos ligeros no es desconocida para Dustin Poirier. No es un terreno nuevo; sin embargo, hace poco más de cuatro años que bajó a las 145 libras y -aunque su camino tuvo altibajos- ocupaba la séptima posición del ránking de la categoría comandada por Jose Aldo.

El Sábado 4 de Abril se enfrentará a Carlos Diego Ferreira en la cartelera estelar del UFC Fight Night: Mendes vs. Lamas que se realizará en Fairfax, Virginia. Por primera vez en UFC, “The Diamond” competirá en las 155 libras, un terreno muy competido y complicado por el talento y la calidad de cada uno de los peleadores que forman parte de él.

Con un nocaut en el primer round, Dustin venció a Aaron Suárez en Mayo de 2009 para debutar como profesional con el pie derecho. Ese fue un año espectacular para el originario de Lousiana, pues disputó cuatro peleas más y todas las finalizó antes de la decisión. Dos triunfos más lo llevaron a presentarse con la extinta WEC en la división de los ligeros.

Su primer rival en esa promotora fue Danny Castillo, quien lo superó por decisión unánime y le propinó la primera derrota de su carrera. Tres meses después -Noviembre de 2010- y en el que sería su último combate en esta categoría noqueó a Zach Micklewright.

En UFC 125 se presentó en la empresa con un triunfo sobre Josh Grispi. Parecía que subiría escalones de forma apresurada al acumular, además de esa victoria, otras tres de forma consecutiva: Jason Young, Pablo Garza y Max Holloway -en esta pelea se llevó el reconocimiento a la Sumisión de la Noche-.

En el duelo estelar de un evento realizado también en Fairfax, Virginia, Chan Sung Jung lo sometió con un D’Arce Choke en el cuarto round. Este combate fue tan emocionante que no solamente fue la Pelea de la Noche, sino también la Pelea del Año (2012).

Jonathan Brookin fue su siguiente víctima, pero después Cub Swanson lo derrotó por decisión. Retomó el buen camino y venció por decisión a Erik Koch, y por nocaut a Diego Brandao y a Akira Corassani -con premio de Pelea de la Noche-. En UFC 178 perdió en el primer episodio ante el irlandés Conor McGregor, quien se convirtió en el retador del campeón Jose Aldo.

De forma sorpresiva, Poirier anunció su cambio de división. El argumento fue su dificultad para cortar peso y, por esta razón, no enfocarse al 100% en sus peleas y en sus rivales.

“The Diamond” comenzará un nuevo camino en la empresa, el cual para muchos no es el adecuado; sin embargo, no luce desalentador, pues -aunque en el ranking comenzará desde cero- podrá competir en un peso más natural para él y, en consecuencia, podrá dar mejores combates y espectáculo a los aficionados. A sus 25 años de edad, Poirier es un peleador que ha mostrado calidad, fuerza, resistencia, poder y técnica por lo que el cambio -al menos en el papel- le vendrá bien.

¡Bienvenido a las 155 libras!