Skip to main content

El Viaje de Tecia Parte II

Aunque el día comenzó temprano con entrevistas para los diversos medios de comunicación, Tecia y yo no coincidimos hasta la tarde. Nos saludamos con familiaridad y, mientras esperábamos que el set estuviera listo para la grabación de unos promocionales para UFC Network, conversamos un poco sobre sus actividades matutinas.


En menos de cinco minutos, los jeans se transformaron en shorts de entrenamiento y su playera, en un top. Lo impresionante no es la rapidez con la que cambia su atuendo, sino el mensaje que transmite cuando en su mente coloca el chip de peleadora. Ella lo sabe y lo conceptualiza: “ Como persona soy muy tranquila y amigable, pero cuando decidí dedicarme a las MMA entendí que esto no es juego. Me divierto mucho y me gusta lo que hago, pero -finalmente- es mi trabajo y hay que tomarlo con seriedad”, comenta mientras se acomoda el cabello para comenzar con las cápsulas.
Vea>>>Tecia Torres pidió pelear en México y lo consiguió

El Centro Histórico de la Ciudad de México fue el siguiente destino. El pesado tránsito vehicular la sorprendió así que aprovechó el tiempo para checar sus redes sociales, de las cuales siempre intenta estar al pendiente. “Me gusta interactuar con las personas y ver y -de alguna manera- puedes estar cerca de las personas que aprecias”. Noté cierta nostalgia en su voz. “¿Todo bien?”, pregunté.
Vea>>>Conozca a Angela Hill, la rival de Tecia

Tecia asintió con la cabeza y -tras un silencio de cinco segundos- respondió: “Hoy es cumpleaños de mi novio y siento feo no haber podido estar con él.” Levantó los hombros y desvió la mirada con un poco de vergüenza. Busqué las palabras correctas, pero no las encontré; lo único que pude hacer fue una mueca de tristeza. Escribió un par de mensajes de texto y señaló: “¡De todas formas adelantamos el festejo!”
Click aquí>>>Tecia Torres, un tornado que apunta al campeonato

Bajamos de la camioneta en el Palacio de Bellas Artes, el cual con la iluminación lucía espectacular. El clima no era el mejor. La lluvia impidió que Tecia observara detenidamente. Le tomé un par de fotografías con el celular para que recordara el momento. El plan era que conociera esta zona de la ciudad, pero fue imposible por lo que nos detuvimos a cenar en un restaurante de comida mexicana.
Vea>>>Conozca a Tecia "Tiny Tornado" Torres

Volvió a pedir pollo, vegetales y una limonada. “Soy muy picky con la comida. No me gustan las cosas muy elaboradas ni los mariscos, pero ¿vamos a pedir postre?” No dudé ni un momento en aceptar.

Durante la espera me mostró una fotografía de su Instagram en la que posaba con Paulina Granados -peleadora que entrena en Alliance MMA en San Diego- y de quien es gran amiga. “Hace mucho tiempo que no la veo, pero nos llevamos muy bien y nos gusta hacer cosas de niñas como ir al cine, cenar y platicar”. Disfruta de salir con sus amigas. Cada semana hace algo distinto con ellas. “Son vitales en mi vida. Son mi segunda familia. ¡Me divierto mucho en las girl night y siempre intentamos hacer cosas distintas!”

Es momento de un pastel de queso y uno de chocolate con helado de vainilla. Tecia me pregunta si voy a ver “Las 50 sombras de Grey”, pues ella espera con ansias el fin de semana para poder ir al cine. “¡Estoy bien emocionada! En realidad me gustan todo tipo de películas, aunque -como niña que soy- las comedias son mis favoritas”.
Video>>>Entrevista con Tecia Torres en UFC Total

Con su novio comparte su amor por las MMA y narra la historia de cómo surgió el flechazo. “¡Él también es peleador! Entrenamos juntos en American Top Team y un día intentó hablarme, pero no le hice caso y pensó que no era buena onda -porque en el gimnasio soy muy seria- de ahí todo es historia. Me cayó bien porque nos ayudaba a Jessica Aguilar y a mí en los entrenamientos. Tenemos año y medio juntos.”
Click aquí>>>Tecia Torres está en la cartelera de UFC 188

“Tiny Tornado” tiene una relación cercana con su mamá y uno de sus hermanos, quien también practica jiu jitsu -aunque solo como hobbie-. “Siempre están a mi lado y me apoyan en todo. Mi hermano me acompaña a la mayoría de mis peleas y eso me da fuerza para dar todo en el octágono”.

La noche refresca y el aire frío llega hasta los huesos por lo que tomamos las frazadas rojas que el restaurante proporciona a los comensales que se encuentran en la terraza. La plática se dirige hacia su carrera deportiva…

Continuará