Skip to main content

Estelarizar una Fight Night: oportunidad de oro para escalar

Kahili Blundell en UFC Fight Night AucklandQue el centro de las miradas te apunten, y que todos los carteles de publicidad previa cuenten con tu cara no es para cualquiera. Son pocos los privilegiados que tienen la posibilidad de protagonizar un evento UFC, y menos aún los que saben aprovechar la oportunidad. Para quienes lo hacen en una Fight Night, se les presenta algo más que un simple combate: con un triunfo, muchos lograron la chance de ir por el título del mundo en su siguiente designación.

Estelarizar una Fight Night podría ser considerado como una especie de trampolín. Con una buena demostración, el futuro casi inmediato del peleador pasaría a ser el de luchar en un PPV, y hasta de medirse con el mejor de su categoría. Hay algunos ejemplos que lo prueban.
Un caso emblemático se dio en el último UFC 175. En su regreso al peso medio, Vítor Belfort consiguió hilvanar tres victorias en fila. La última, se dio en la Fight Night que protagonizó junto a Dan Henderson, cuando se quedó con el triunfo por un impecable nocaut en el primer round. Ese combate le permitió obtener la chance de verse la cara con Weidman, el actual monarca.

Sin embargo, el ya famoso asunto del TRT obligó al brasileño a bajarse de la contienda cuatro semanas antes del esperado día. Ahí, UFC apuntó los cañones a Machida, quien también venía de un buen desempeño con victoria incluida en una Fight Night. El 15 de febrero, Lyoto había vencido por decisión unánime en su Brasil natal a Mousasi. Aunque con Weidman no tuvo suerte, y cayó en las tarjetas.

Otro caso es el de Gustafsson. El sueco tuvo un gran combate ante Jones, pero la victoria resultó para el actual campeón de los semi pesados. Antes de planear la revancha, UFC lo puso a prueba en la Fight Night del último 8 de marzo, que se llevó a cabo en Londres. Ahí, The Mauler respondió con creces y ganó por TKO2 a Manuwa. Tras semejante triunfo, con bonos de pelea de la noche y actuación de la noche incluidos, logró ser designado para enfrentar nuevamente a Jones, esta vez en el UFC 178.

Robbie Lawler, quien no pudo lograr el título welter ante Johny Hendricks, venció por TKO a Ellenberger y ahora irá ante Matt Brown en el Fight Night del próximo 26 de julio. Una victoria le permitiría volver a tener la chance de luchar por el campeonato mundial. Benson Henderson, que el 23 de agosto se las verá con Dos Anjos, es otro de los que podría aprovechar la Fight Night para escalar a un PPV y una lucha por el título. En su caso, el objetivo será tener la oportunidad de recuperar el cetro de los ligeros que Anthony Pettis le quitó.

Las Fight Night tienen un valor altísimo para aquellos peleadores que buscan escalar posiciones hacia el título mundial, e incluso para los que perdieron la gloria y anhelan recuperarla. Está en cada uno aprovechar semejante oportunidad.