Skip to main content

Faber, el final de una era, el inicio de otra

 

Decir adiós puede ser difícil.
Saber cuándo todavía más, pero con 37 años, el chico de California Urijah Faber ya no es un chico, y ha sabido decidir con madurez su momento.
El próximo sábado 17 de Diciembre Urijah Faber entrará a su última pelea como profesional de MMA, frente a otro veterano Brad Pickett.

Faber debutó el 12 de Noviembre del 2003.
43 combates después dirá adiós en el mejor escenario posible, Sacramento, California. Lugar que Faber hizo su hogar al menos desde el 2004, cuando fundó el equipo Alpha Male, que ha dado peleadores de la talla de TJ Dillashaw, Joseph Benavidez, Chris Holdsworth, Chad Mendes, Cody Garbrandt o Paige VanZant.
“The Califronia Kid” tendrá oportunidad de pelear una vez más y frente a sus más cercanos fans.
>> OTRAS NOTICIAS DE INTERÉS: Northcutt vs Gall en Sacramento | Irene Aldana debuta en Sacramento | VIDEO - Minuto UFC Español 
Como atleta Faber fue un buen luchador en la universidad UC Davis en Northern California, pero fueron las Artes Marciales Mixtas donde brilló desde un inicio.
Tuvo la suerte de vivir su momento en conjunto con lo que sucedía en el mundo de las MMA, y sin otra intención que la de ganar algunos dólares, se convirtió en una de las caras de la WEC.

Cuando esta fue absorbida por la UFC, Faber ya era popular, y sus actuaciones siguieron impulsándolo hasta ser una estrella.
Faber además ayudó a popularizar las divisiones inferiores del deporte. “Cuando empecé a pelear el UFC solo tenía 170 libras” recuerda Faber, “la exposición para peleadores ligeros no existía, pero piensa en el boxeo, y como Roberto Durán, Sugar Ray Leonard, Oscar de la Hoya, Floyd Mayweather, Manny Pacquiao se han destacado. En las MMA solo era cuestión de tiempo, y solo hacían falta las personalidades”.

Sin duda él fue una de ellas. Amado u odiado, mostró ser lo suficientemente inteligente para resaltar.
Faber no sólo logró éxitos peleando, ha sabido invertir y crecer como empresario. Actualmente además de su famoso gimnasio y equipo Alpha Male, tiene una marca de ropa, un restaurante (o bar saludable), una empresa de mantenimiento, una compañía de construcción, bienes raíces, etc.

Nunca pudo colgarse un cinturón del UFC, lo sabe. De hecho, ha perdido sus últimas siete peleas de título, la más reciente frente a Dominck Cruz, y al seguirle una contundente derrota ante Jimmie Rivera, supo que era el momento.
Pero piénsenlo. ¿Quién tiene la oportunidad de pelear siete veces por el título? En realidad, él peleó 19 veces involucrando un título, defendió cinco veces el de WEC con éxito. Y enfrentó a lo mejor de lo mejor en peso gallo y pluma.

Eso es solo una muestra de su calidad como peleador. Siempre peligroso y buscando fianlizar peleas, ayudó a cimentar lo que hoy son las MMA.
Hoy el chico ya no lo es más, así como el deporte es otro, nuevos talentos con nuevos estilos están empezando a tomar el Octágono por asalto, como los dos jóvenes de su propio campamento Cody Garbrandt quien estará desafiando al némesis de Faber por el cinturón en UFC 207, el campeón Dominick Cruz; o Paige VanZant quien estelariza este evento del sábado frente a Michelle Waterson.

De forma madura ha visto esto a tiempo y ha sabido moverse hacia nuevos retos en su vida, donde seguramente seguirá siendo exitoso.
Habrá que ver este significativo combate en la cartelera estelar por FOX este sábado, y cualquiera que sea el resultado, agradecer a Faber por la entrega de estos años.
Juan Cardenas es productor digital y escritor para UFCEspanol.com. Síguelo en Twitter en @Desautomatas