Skip to main content

Fight Night Sydney: Rockhold vs Bisping, con sed de guerra

Luke Rockhold y Michael Bisping se enfrentarán en la pelea estelar de UFC Fight Night en Sídney, Australia el 8 de noviembre de 2014 en la Allphones Arena. ¿Mantendrá Rockhold su ascenso, o renovará Bisping su relevancia en la división?

El veterano peleador inglés, Michael Bisping, tiene una oportunidad importante para regresar a las discusiones de los contendientes importantes de la división mediana, pero de frente tendrá uno de los peleadores más completos y peligrosos que ha estado enrachado hacia la cima, Luke Rockhold.

Bisping llegó al UFC tras ganar la temporada tres de The Ultimate Fighter en el 2006, y ha sido una pieza estable para la promotora desde entonces, entrando a su pelea 22 dentro del octágono cuando enfrente Rockhold. Empezando como peleador de peso semicompleto y después como mediano, el inglés ha enfrentado a peleadores de renombre, pero sin lograr trascender al acercarse a la cima del ranking, cayendo cuando la competencia se volvía más dura como Rashad Evans, Dan Henderson, Wanderlei Silva, Chael Sonnen, Vitor Belfort, y Tim Kennedy.

No obstante, ha regresado una y otra vez hasta tener la oportunidad de enfrentar ese tipo de peleador de élite. Además, Bisping ha abierto puertas hacia el continente europeo, y su forma de promocionar sus combates, provocando a sus oponentes, y haciendo predicciones atrevidas de noquear a sus futuros contrincantes siempre genera atención. Pero ahora con 35 años de edad, Rockhold le presenta uno de los retos mayores de su carrera, y de no trascender, podría generar su descenso hacia el retiro.

Para Rockhold, ex campeón peso mediano de Strikeforce, y actual número cinco en el ranking del UFC, Bisping podría ser el último rival antes de encontrarse en una pelea de campeonato dentro de la promotora, aunque el campeón, Chris Weidman, ya está programado para enfrentar a Vitor Belfort.

El debut de Rockhold en el UFC fue uno duro, cayendo por nocaut ante el mismo Belfort, pero ése ha sido su única derrota en los últimos siete años, habiendo vencido a figuras como Ronaldo Souza, Keith Jardine, Tim Kennedy, y finalizando a sus últimos dos rivales – Costas Philippou y Tim Boetsch – en menos de tres minutos.

Rockhold es un peleador completo como cinta negra en jiu-jitsu brasileño y un trabajo de golpeo sólido. También es un peleador grande para la división, midiendo 1.91m, y ha sabido aprovechar su habilidades atléticas con la técnica para controlar la jaula y dominar a sus oponentes.

Será necesario una reinvención de Bisping para que pueda superar esta nueva prueba. Es un buen peleador, con un golpeo completo y veloz que combina bien; y defiende bien los derribos. Aún en el piso, Bisping es peligroso, pero prefiere quedarse de pie. Sin embargo, como se mencionó, su juego lo ha llevado hasta que los peleadores de élite lo bajen de nuevo al ranking; y ante Rockhold, podría repetirse dicho patrón si no revoluciona algo de su juego para esta pelea.

Si Rockhold se mantiene sólido, tal como la ha lucido en sus últimos años, en todos los aspectos del deporte, y se presenta con mejorías, es probable que encarrile hacia otra victoria y estar a medio paso de una oportunidad por el título, aunque una segunda pelea ante Souza también sería posible.

Síganme en Twitter: @DjatmikoWaluyo