Skip to main content

Humberto Brown: “Werdum estaba en todo su derecho de enojarse conmigo”

Humberto Brown lamentó su derrota por sumisión en el segundo asalto ante Yair Rodríguez y aseguró que su coach tuvo motivos para estar molesto. “Yo podía dar más de lo que hice y él lo sabía”, explicó el panameño.

El equipo de Fabricio Werdum sigue sin encontrar su camino en este The Ultimate Fighter Latinoamérica. Esta vez, la víctima del equipo mexicano fue el panameño Humberto Brown, quien no tuvo un gran desempeño y cayó frente al joven Yair Rodríguez por un triángulo de piernas aplicado en el segundo asalto. “En ese momento había mucha presión porque llevábamos tres derrotas y recayó sobre mí porque la verdad teníamos que ganar para bajar la presión que teníamos”, contó.
Con la cuarta derrota en misma cantidad de presentaciones, en el vestuario latino se generó un mal clima que desató la bronca del entrenador. “Werdum estaba en todo su derecho de enojarse. Yo podía dar más de lo que hice y él lo sabía. Yo tenía confianza en mí y mis compañeros también porque conozco hasta dónde doy. Insisto, sé que podía dar más de lo que di en la pelea”, analizó Humberto.
Luego de derramar intensas lágrimas, Brown se acercó al resto del equipo y tuvo un gesto digno de un peleador que sabe que hasta en las adversidades se aprende: “Lo respeto mucho a Werdum y a todo su equipo y claro después de eso me acerqué y le pedí disculpas. Me aconsejó que sea más consistente, que todo no acaba aquí. Además me pidió que siga ayudando a mis compañeros y que él estaba para ayudarme en lo que sea”.
Durante los ensayos previos al combate, el propio Werdum había notado falencias en el jiu jitsu de Brown y por eso se tomó su tiempo para explicarle cómo salir de un triángulo de piernas. De todas formas, esa fue la acción que terminó condenando su derrota: “Habíamos practicado la toma con el coach Víctor Dávila pero me concentré más en defender sus codos y descuidé la movilidad de sus piernas. Traté de hacer la contra que había practicado pero ya era tarde, me tenía bien apretado”.
Humberto manifestó que tiene claro que debe “incorporar técnicas nuevas” para seguir mejorando como luchador, pero expresó que se lleva grandes enseñanzas tanto de su coach como de sus compañeros. Además, destacó que luego de esta experiencia en la casa su sueño de meterse en el octágono del UFC está más vivo que nunca: “Claro que sí, como peleador todos queremos llegar allá y para eso hay que hacer las cosas bien y tener mucha dedicación. Mi futuro sigue. Quiero hacer mi primera pelea y ganarla por mi familia, por Dios y que se sientan muy orgullosos de mí. Busco que aquí en Panamá me vean como ejemplo y tomen las cosas más en serio. El sueño sigue y siempre seguirá con la ayuda de Dios”.
Podés seguirme en Twitter: @fedenogueira25