Skip to main content

Invicta FC 9: Un Título en Juego

Este 1ro de noviembre, en Davenport, Iowa, tenemos otra gran cartelera femenina de MMA, Invicta 9, donde el evento principal es la discusión del campeonato de las 125 libras entre la campeona, Barb Honchak, y la retadora, Takayo Hashi.

Barb Honchak (9-2) está haciendo su segunda defensa del título que ganó en el 2012 y se enfrenta a una oponente japonesa que ha ganado dos de sus últimos cuatro combates y que sabe que tiene ante sí una oportunidad dorada de brillar en Estados Unidos, tras venir de tres peleas al hilo en Asia (dos en Japón y una en Corea). Ambas salen con todo y duran bastante en sus enfrentamientos, así que debemos prepararnos para una cita bien larga, aunque no menos emocionante por eso.

En la coestelar, nos encontramos con la pelea de Mizuki Inoue (8-2) ante Karolina Kowalkiewicz (5-0) en la división paja (115 libra), una cita entre dos guerreras con deseos de encontrar su oportunidad titular. La japonesa (Inoue) viene de ser campeona en otra organización y ha ganado seis de sus últimas siete citas, usando varias sumisiones letales en el camino.

Kowalkiewicz, por su parte, defiende su record imbatible y también debuta en Invicta, algo que le da mayor picante a este combate, así como el hecho que esta peleadora polaca ha terminado antes del límite en tres de esos cinco triunfos. Buen combate este para ser uno de los mejores de toda la cartelera.

Otra cita que nos trae a una chica japonesa es la que enfrenta a Ayaka Hamasaki (10-1) vs. Herica Tiburcio (8-2) en otra guerra que nos trae a una representante del Lejano Oriente en estas divisiones pequeñas (peso átomo). Hamasaki apenas ha perdido una sola vez en su carrera y ha terminado, de una manera u otra, en seis de sus diez triunfos, lo que la coloca en una ligera situación de ventaja ante la rival de este sábado.

Aunque ya sabemos que en las MMA un golpe, una patada, una llave puede terminar la acción en cualquier momento, así que pensamos que Tiburcio, quien llega con seis sumisiones, tiene todas las de perder, estamos bien equivocados. La guerrera brasileña es una que va en ascenso en las 105 libras y que sabe que un triunfo la pondrá en el mapa de la organización y la colocará en una posición bien ventajosa en camino a una oportunidad titular.

Además de estas peleas, hay otras siete que, como ha sido la costumbre en las MMA femeninas, deben ser unas llenas de acción, nocauts, sumisiones y mucha calidad en el octágono, lugar que ya se está acostumbrando a que las mujeres dejen su huella, no solo en Invicta sino en el UFC.

Desde las 105 hasta las 135 libras, este evento de Invicta 9 nos promete dinamita dentro de la jaula, en un momento en que Ronda Rousey es una de las mejores, no solo entre las mujeres, sino en todo el UFC y, también cuando el The Ultimate Fighter 20 nos trae una competencia solo femenina y que va a coronar una campeona en diciembre.

Así de fuerte es que estamos con las féminas en este momento y, espero, que Invicta 9 no sea la excepción.

Me puedes seguir en twitter en @vikingomartell