Skip to main content

Jędrzejczyk vs Létourneau: Mujeres Difíciles De Olvidar

El 15 de noviembre de 2015, regresará la campeona Joanna Jędrzejczyk para defender su título en la pelea co-estelar de UFC 193 ante Valérie Létourneau en el Estadio Etihad de Melbourne, Australia.


La histórica cartelera de UFC 193 tendrá dos peleas femeniles como los combates estelares que buscan liderar un nuevo récord de audiencia para un evento de UFC. Sí, Ronda Rousey ha tomado la rienda y estelarizará el evento contra Holly Holm, pero la pelea co-estelar es un verdadero atractivo entre una feroz campeona peso paja Jonna Jędrzejczyk, y una resistente y peligrosa retadora, Valerie Létourneau.
Vea>>>Pelea Gratis: Joanna Jedrzejczyk vs Jessica Penne

Jędrzejczyk es una peleadora letal. Como una condecorada peleadora de kickboxing, se consagró como campeona mundial y europea en 2010, y como peleadora de muay thai, se volvió cuatro veces campeona europea y cinco veces campeona mundial. Jędrzejczyk es agresiva, imponente, parece no tener temores ni estar preocupada de las respuestas de sus oponentes mientras trabaja su golpeo preciso y calculado, lleno de fuerza y combinaciones con los puños, rodillas, pateo y codos. Se pensaría que el suelo es la respuesta para contrarrestar su agresión, pero cada vez muestra mejor defensa de derribos y ha ido atropellando a sus contrincantes, luciendo mejor en cada presentación.

 

Antes de pasar a UFC, Jędrzejczyk había vencido a Rosi Sexton, y luego obtuvo dos decisiones sobre Juliana Lima y Claudia Gadelha en sus primeras apariciones sobre el octágono. La pelea le conseguiría la oportunidad de una pelea por título y convincentemente le arrebató el cinturón a Carla Esparza con un nocaut técnico en el segundo round. Regresaría ante Jessica Penne, pero ésta tampoco tuvo mucha respuesta ante Jędrzejczyk, quien la finalizó también con un nocaut técnico.
Vea>>>Pelea Gratis: Valerie Letourneau vs Jessica Rakoczy

Ha habido mucho talento femenil saliendo de los gimnasios canadienses. Valérie Létourneau ha sido uno de esos talentos, y desde el inicio de su camino se enfrentó con los retos más complicados. En su segunda pelea profesional enfrentó a Sarah Kaufman, la ex campeona de Strikeforce, perdiendo por nocaut técnico en el segundo round. En su tercera, Létourneau enfrentaría a Alexis Davis, la ex contendiente número uno que en sus últimas siete peleas sólo ha perdido ante Ronda Rousey.
Video>>>UFC 193: Reto para dos campeonas
Tanto Kaufman como Davis actualmente siguen como pesos gallo, y están entre las mejores diez de UFC. Létourneau, ahora como peso paja, evidentemente encontró su mejor categoría. Después de remontar con tres victorias al hilo, la canadiense pasó por su tercera y última derrota ante Claudia Gadelha; y cuando rebotó con otra victoria propia, terminaría a un paso de entrar The Ultimate Fighter 18, siendo eliminada por Roxanne Modafferi. Pero más allá de los enormes retos que la llevaron a sus únicas derrotas, Létourneau conoce bien los obstáculos mayores y ha madurado por encima de ellos hacia un récord de 8-3, incluyendo sus últimas tres victorias en UFC ante Elizabeth Phillips, Jessica Rakoczy y Maryna Moroz. Así, Létourneau entiende lo que la perseverancia, consistencia y trabajo duro. También sabe lo que pesa tener un enorme reto en Jędrzejczyk del lado opuesto del octágono el próximo 15 de noviembre.
Click aquí>>>Vea UFC 193 en vivo por UFC Network

Es difícil no apostarle a Jędrzejczyk como la favorita. La polaca ha mostrado ser una verdadera campeona, y tiene la fortaleza mental que carga su talento físico. Es imponente en ambos aspectos, pero si algo podemos reconocerle a Létourneau es que no se achica, y su mentalidad se ha ido fortaleciendo con los años. Létourneau tendrá que contrarrestar la presión con su propia presión. Deberá buscar el clinch, el enganche, el boxeo sucio, buscar el derribo y aunque no los consiga, distraer el juego de la campeona con su propia agresión. Tal estrategia requiere una condición impecable, y es una tarea complicada ante una Jędrzejczyk que ha demostrado una defensa de derribo impresionante, una agresión inigualable y una contundencia en su duro golpeo que ha dejado a sus contrincantes a la defensiva. Jędrzejczyk es la campeona y la favorita, y Létourneau necesitará de un juego perfecto para desbancarla.

¿Veremos Jędrzejczyk continuar con su reinado, o la sorpresa de una nueva campeona?