Skip to main content

Jonathan Ortega: De La Biología A Las MMA

El Mestre tiene una filosofía simple que al aplicarse podría generar cambios de impacto en su vida y la de muchas personas: “¡Me gusta trabajar para mi gente! Todos los días busco mejorar…” 

Ortega tiene récord de 7-2A Jonathan Ortega le apasionan los retos. Su historia con las artes marciales mixtas comenzó hace 14 años cuando saboreó por primera vez lo que era golpear un costal de boxeo. “Me encantan porque se trata de un deporte completo: implica conocimiento y habilidad física.”
Vea>>>Ficha Técnica De "El Mestre"

Futbol, tenis de mesa, natación y basquetbol, son deportes que ha practicado. Los Bulls de Chicago son su equipo favorito y admira a Michael Jordan, Muhammad Ali y Michael Schumacher. Sus actores predilectos son Al Pacino y Robert De Niro. El pan es su perdición.

Con estudios universitarios en Biología, Jonathan compartía su trabajo como profesor con los entrenamientos; sin embargo, cuando las MMA se convirtieron en el eje de su vida, la docencia quedó atrás. “De vez en cuando veo a mis alumnos porque la escuela queda cerca del gimnasio. Quería contarles sobre The Ultimate Fighter Latinoamérica 2, pero las vacaciones de verano lo impidieron.”
Click aquí>>>Cómo ver TUF Latinoamérica II

La presencia del también chileno, Diego Rivas, le dio la esperanza a “El Mestre” para seguir sus pasos. “Nunca imaginé que me escogerían como opción principal porque había otros talentos en la capital. ¡Fue una gran sorpresa!”
Video>>>TUF Latinoamérica 2: Los inicios de Jonathan Ortega

Su mamá y su novia fueron las primeras en conocer la noticia: Jonathan sería participante de TUF Joanthan El Mestre Ortega posa con sus alumnos de ciencias naturalesLatinoamérica 2. “Mi mamá se puso muy contenta, pero con mi novia hubo sentimientos encontrados ya que irme a Las Vegas implicaría estar separados por algunas semanas.”

A sus 32 años de edad conoce lo que significa la constancia. Nunca se dio por vencido y desde que inició su vida laboral -primero como salvavidas, después en un videoclub y, finalmente, como profesor - continuó con los entrenamientos sin perder la fe en que algún día llegaría la oportunidad de representar a su país.