Skip to main content

Jorge Masvidal, un guerrero que siempre deja todo en el octágono

El cubano Jorge Masvidal regresa a la acción este sábado, 26 de julio, en el UFC Fight Night Lawler vs Brown.

Masvidal (26-8) se enfrenta a Daron Cruickshack (15-4) en peso ligero, tratando de mantener su buen momento, tras ganar tres de sus cuatro combates desde que llegó al UFC procedente Strikeforce.

Hablé con él en un aparte que hizo en sus entrenamientos y lo primero que me quiso dejar claro es lo bien preparado que llega a su próxima cita, ¨estoy entero, listo y preparado para la noche del 26 de julio¨.

Algo que siempre ha caracterizado al cubano es que cuando entra al octágono, lo deja todo, entrega espectáculo y sus peleas siempre son entretenidas. Y eso es algo que no solo le gusta a los fans de las MMA, sino que a él mismo le causa placer hacerlo, ¨puedes estar seguro que no va a ser nada aburrida mi pelea, va a haber mucha acción¨.

Su boxeo siempre ha sido de lujo y ha estado mejorando en su trabajo en la lona, aunque resaltó que ha trabajado con el guanteo bien fuerte con su entrenador, Paulino, quien le ha dado mucha seguridad para usar sus manos en San José, California, cuando le den la orden de pelear.

También, me resultó interesante resaltar el hecho que una vez más me repitió que nunca mira videos de sus contrarios y esta vez no ha sido la excepción. Claro, uno sabe que sus entrenadores sí lo hacen y que usando esos videos para preparar el plan de pelea ante un rival que ha ganado sus últimos dos combates, ambos por nocaut, y que sabe que un triunfo ante un nombre reconocido le daría a su carrera un gran empujón.

Masvidal se encuentra, pienso yo, en un momento en su carrera en que tiene que seguir ganando para ver si, de una vez y por todas, se puede acercar a la cima de las 155 libras. Aunque es justo reconocer que el estilo de pelea que él mantiene, es algo que siempre lo ayuda, no solo a ganar sus enfrentamientos, sino a mantenerse en el UFC, ser popular con los fans y entretener dentro de la jaula cada vez que entra a pelear.

Esas son algunas de las características de este guerrero caribeño que nació en Miami, Florida, y que siempre da la impresión de olvidar la estrategia cuando se mete en un intercambio o cuando el ritmo de pelea sube y se pone violento.

Jorge Masvidal recuerda a los pioneros de este deporte hace varios años, esos que siempre llegaban a pelear en el octágono y que sentían la obligación de darlo todo allá dentro. Para él, su próxima cita es una como todas las anteriores, donde sus manos y piernas son protagonistas, otra cita donde el aburrimiento siempre brilla por su ausencia.

¨Una cosa te garantizo y es que el 26 de julio me van a levantar la mano¨, fueron sus últimas palabras antes de reanudar su entrenamiento en camino a su pelea.

Ahí nos vemos.
Me puedes seguir en twitter en @vikingomartell