Skip to main content

Kelvin Gastelum: “¡Qué nos echen todas las porras!”

UFC 180 marca un hito, no solo en UFC, también en el deporte latino en general. Para que este hito sea completo, se necesita la calidad clave de peleadores. Kelvin Gasletum, el invicto de solo 23 años, dice tener lo que necesita para hacer historia.

Es difícil para Kelvin Gastelum ocultar la emoción cuando se habla de su pelea en UFC 180. Para él todas sus peleas son importantes, pero esta tiene dos valores agregados, dos motivaciones extra que le hacen latir el corazón con más fuerza para entrar al octágono: “No puedo estar más feliz de pelear en esta cartelera, no solo porque es el primer evento en México, sino también porque voy a estar en la co-estelar. Es un evento histórico y el 15 de noviembre habrá un espectáculo”, puntualiza Gastelum, quien es uno de los tantos guerreros de raíces aztecas que estarán pelando en casa en UFC 180.

Y es que no solo se trata de pelear por pelear, esta vez se habla de pelear para sentar un presedente dentro de las artes marciales mixtas y del deporte latino en general: “Me da mucho orgullo poder hacer parte de esta historia en México y a pesar de que no estoy acostumbrado a recibir tanta atención, estoy muy contento”, comenta Kelvin, que llega a esta pelea con un récord invicto de 9 victorias y cero derrotas.
 Kelvin Gastelum quiere hacer historia en México, click aquí

Pero antes de UFC 180, Kelvin Gastelum ya había empezado a trazarse con nivel; entró invicto a la temporada 17 de The Ultimate Fighter, donde hizo parte del Team Sonnen. Aquí consiguió cuatro victorias dos por sometimiento, una por KO y otra más por la vía de los jueces. La mención de la sumisión de la temporada, también le fue otrorgada a él. Pero no solo fue un show de fantasía, se coronó ganador del The Ultimate Fighter contra todos los pronosticos, al vencer por decisión al favorito Uriah Hall. Desde este punto su carrera ha estado en acenso. 

“He peleado contra rivales de mucho peso y más experiencia que yo y les he ganado. Esta vez me siento muy bien física y mentalmente”, afirma Gastelum, al tiempo que entiende que no tiene una pruba fácil en México. Su rival, Jake Ellenberger, tiene un bagaje amplio y triplica su record en peleas profesionales. “Me fui a entrenar a San Diego para esta pelea, allá hay muy buenos entrenadores y campamentos”, comenta de su preparación.
 Video: Gastelum, su vida, su entrega total

Finalmente, el sentimiento de este peleador que luchará por permanecer invicto y darle un buen show a su afición, pasa desde el orgullo de pelear en casa, hasta la euforia: “El mensaje para mi gente es que en México nos hecen todas las porras a los guerreros mexicanos, así Dana White estoy seguro de que va a querer volver”, concluye.