Skip to main content
Eventos

Khabib: “El Águila” que lo cambió todo

El Peleador Más Implacable De La Historia De Las MMA Anunció Su Retiro Oficial

La leyenda contará que durante un poco más de una década, un guerrero proveniente de Dagestán, Rusia asoló las jaulas de una disciplina famosa por su dureza y sembró el terror con un estilo único e implacable, elegante y admirado. 

>> EL ÁGUILA QUE SE FUE EN LO MÁS ALTO <<

Khabib Nurmagomedov (29-0 MMA 13-0 UFC) acaba de anunciar su retiro oficial de las MMA y el mundo de los deportes de combate se rinde a los pies de un peleador que logró desarrollar el estilo perfecto y ejecutarlo con excelencia.

Orgulloso representante de la región montañosa de Dagestán, Rusia, Khabib se presentó en UFC con un récord de 16-0 y con un sombrero peculiar: la papakha, en referencia a su origen, en donde aprendió los secretos de la lucha, del judo y del sambo transmitidos por Abdulmanap, su padre.  

Su performance en el Octágono llamó la atención desde su debut: un luchador con un cardio inverosímil y una vocación férrea por asediar sin pausa a su oponente. Una vez tackleado, su rival no tenía escapatoria; la fuerza de grappling del ruso dibujaba rictus de terror en sus rivales, que sentían cómo iban camino a una sumisión inevitable ante un poder superior.

Los oponentes pasaban y la secuencia se repetía: instituciones como Gleison Tibau, Rafael dos Anjos, Michael Johnson y Edson Barboza quedaron sin opciones, golpeados hasta el agotamiento y rendidos a los pies del Águila.

Llegó la victoria de campeonato ante Al Iaquinta y la antesala de la rivalidad más violenta en la historia de UFC: dos personalidades dominantes como Khabib Nurmagomedov y Conor McGregor no podían coexistir en una misma división. Sólo habría lugar para uno. 

El asunto se dirimió en el Octágono y la amenaza constante de lucha y derribo fue demasiado para el irlandés, quien sucumbió incluso ante los puños de pie del ruso, quien demostró nuevamente su calidad de campeón.

“Ya he barrido a toda la división”

Khabib Nurmagomedov

UFC 242 mostró a un Khabib defendiendo su reinado ante el peligroso Dustin Poirier en Abu Dhabi, entre miles de árabes que lo ovacionaron con cariño y reconocimiento. La vida lo golpearía duro al quitarle a Abdulmanap, su padre, compañero y mentor, hecho que desencadenó en la decisión de que su siguiente función fuera la final. 

La despedida fue ante Justin Gaethje, un hombre de una pegada insoportablemente dura, quien no pudo hacer brillar su arma: Khabib lo agotó en el primer round y lo sometió en el segundo, colgándose el oro de las 155 libras por última vez.

Khabib Nurmagomedov deja un legado de excelencia y de entrega total al deporte que ama. La historia lo recordará como el campeón que desarrolló un estilo perfecto y que se retiró en la cima, portando orgulloso el símbolo de su gente pero también pasará al recuerdo como un peleador universal y una figura de culto para todos los que peleamos a diario para cumplir nuestros objetivos.