Skip to main content

Kimbo Slice Busca Impresionar

Por Armando Alvarez - Lo mejor que le ha pasado a Kimbo Slice fue perder frente a Seth Petruzelli.  En ese entonces Slice – quien su verdadero nombre es Kevin Ferguson – estaba invicto y era una sensación del mundo de las artes marciales mixtas.  Eso era lo bueno.  Lo malo es que estaba en una compañía que solo contaba con su éxito, y después de esa derrota la compañía cerro sus puertas.  También estaba la presión de vivir a las expectaciones de el mundo entero.

Por Armando Alvarez - Lo mejor que le ha pasado a Kimbo Slice fue perder frente a Seth Petruzelli.  En ese entonces Slice – quien su verdadero nombre es Kevin Ferguson – estaba invicto y era una sensación del mundo de las artes marciales mixtas.  Eso era lo bueno.  Lo malo es que estaba en una compañía que solo contaba con su éxito, y después de esa derrota la compañía cerro sus puertas.  También estaba la presión de vivir a las expectaciones de el mundo entero.

Slice, quien reside en Miami, Florida, se hizo famoso por el sitio de Internet YouTube donde mostraban sus peleas callejeras que tomaban lugar en los patios de las casas, los parques, o en plena calle.  El monstruo de 6 pies 2 pulgadas y 235 libras terminaba a sus oponentes de forma impresionante y entonces se lanzo al mundo del MMA.

Muy pronto Slice, de 35 años, se dio cuanta que este deporte no es solo de tirar golpes, si no necesitas mucha habilidad.  Slice tiene el poder en sus puños para destacarse en el deporte pero ahora esta entrenando en el American Top Team donde una de las disciplinas que esta aprendiendo es el jiu-jitsu.

“Uno se demora años aprendiendo una disciplina como esa,” dijo Slice.  “Uno aprende y cuando esta en una situación cuando lo tienes que utilizar es cuando una se da cuanta si en realidad sabe usar la disciplina.” 

Slice buscara usar esa disciplina cuando se mida esta noche al veterano del UFC Houston Alexander en la cartelera del “Ultimate Fighter Finale”.  Slice fue dado la oportunidad de ganar la competencia Ultimate Fighter donde perdió en su primer combate frente a uno de los eventuales finalistas Roy Nelson. 

Ahora Slice busca otra oportunidad de darle satisfacción a sus fanáticos de Miami, que lo quieren mucho, y a los cuales el quiere mucho también.

“Aunque soy un peleador y me reconocen ellos saben que me pueden hablar.  Yo soy una persona como ellos,” dijo Slice.  “Yo le rezo a dios todos los días.  Me crío una buena madre.  Yo tengo hijos.  Voy al Winn Dixie y al Publix como el resto de las personas.  Yo soy uno de ellos y ellos pueden venir a donde estoy, ponerle la mano en mi hombro y saludarme cuando quieran.”

Y esos fanáticos se han mantenido a su lado después de la derrota frente a Petruzelli y frente a Nelson.  Ellos saben que es un peleador tratando de llegar a cosas grandes como todos los otros.  Y la popularidad no lo ha afectado en nada.  Sigue siendo la misma persona de siempre.

“Uno nunca puede juzgar un libro por afuera,” dijo Slice.  “Mi madre me crío bien.  Yo soy el contrario de lo que piensan muchas personas al verme por primera vez.  Cuando llegue a la casa del Ultimate Fighter ellos pensaban una cosa de mi, pero después vieron que soy una persona real.  Mis hijos lo saben.  Mis amigos lo saben.  Ahora los Estados Unidos saben el tipo de persona que soy.  Soy una persona real.  No aparento ser alguien quien no soy.”

Ahora esta persona real buscara arrancarle la cabeza a Houston Alexander esta noche.  Es la forma en que va a impresionar a los fanáticos y a las personas del UFC.

“Alguien va a terminar siendo noqueado en esta pelea,” dijo Slice.  “A mi no me preocupa que me noqueen.  Me levanto después de un tiempo, saludo a mi oponente, y ya.  Pero esto estoy seguro será una guerra.”