Skip to main content

Dan Severn: "La Bestia" De 101 Victorias

En noviembre de 1993 UFC marcaba historia en las Artes Marciales, un año después Dan Severn hacía lo propio, con la llegada de la lucha al octágono.

16 de diciembre de 1994 fue una de tantas fechas históricas en el octágono. UFC 4 llegaba a Tulsa, Oklahoma con el esperado regreso de Royce Gracie, quien tras ganar UFC 1 y 2, no pudo continuar en UFC 3. Pero esa noche también llegaba la élite de la lucha a la escena del MMA con el debut de Dan "The Beast" Severn.

Social Post

Severn, un atleta nato que sobresalió en varios deportes desde la secundaria, ingresó a la lucha para ser campeón estatal en la preparatoria. En la Universidad decidió ir a la Estatal de Arizona, la cual a futuro sería casa de otra generación de peleadores de UFC como Caín Velásquez, C.B. Dollaway, Ryan Bader y John Moraga. Ahí sería dos veces All-American de la División I de la NCAA para después ser finalista en las pruebas Olímpicas de Estados Unidos en 1984 y 1988. 

Su carrera deportiva continúo y con la llegada de UFC vio una nueva oportunidad, llevando su conocimiento de lucha estilo libre y estilo grecorromano y aprovechando como su estatura y tamaño, al octágono.

MIRA LOS COMBATES DE DAN SEVERN EN UFC FIGHT PASS

Ese diciembre en UFC 4, Severn llegaría a la final del torneo fácilmente para medirse ante Royce Gracie en una experiencia que cambió su vida y el camino del MMA. 

Ante Gracie intentaría todas las estrangulaciones que lo habían llevado a la final, pero viendo a Helio Gracie en la esquina de Royce, sabía que este jamás se rendiría. Casi 16 minutos de iniciada la contienda, Gracie sometía a Severn. 

La respuesta de Severn fue drástica pero lógica para él. Se alejó de su familia, viajó para hacer un nuevo entrenamiento y para, en sus palabras, ser un verdadero peleador completamente agresivo con lo cual ganó el torneo en UFC 5 en tres cortas victorias. 

En esta primera etapa en UFC, por la cual ha sido más recordado, solo cayó en dos ocasiones: ante Ken Shamrock en UFC 6 y ante Gracie. La derrota ante Shamrock la pudo vengar un año después en UFC 9, pero jamás tendría otra oportunidad de enfrentar a Gracie. 

Su carrera duraría casi 20 años y le daría más de 100 victorias, pero su estilo agresivo, la mentalidad y habilidad de la lucha aplicada y su mentalidad son las aptitudes que lo convertirían en un eterno del octágono y miembro del Salón de la Fama del UFC.

VE MÁS CONTENIDO, EVENTOS Y SHOWS AQUÍ