Skip to main content

Luke Rockhold: Del skate a las MMA

Luke Rockhold habla con UFC Español previo a su combate frente a Michael Bisping, el cual se realizará el Viernes 7 de Noviembre en Sydney, Australia. 

Luke Rockhold regresará al octágono el Viernes 7 de Noviembre ante Michael Bisping en una función que se llevará a cabo en Sydney, Australia. El ex campeón de Strikeforce saldrá con el objetivo de conseguir una victoria que lo coloque como uno de los contendientes al cinturón de las 185 libras, el cual se encuentra en manos de Chris Weidman.

Esta será la primera vez que el originario de San José se presente en este país y afirma estar emocionado por ello. “Estoy acostumbrado a ser parte del Main Event. Esta será la tercera ocasión que soy protagonista de una pelea estelar en UFC y estoy muy contento”.

“Será muy emocionante pelear en Australia porque nunca lo he hecho ahí y me gusta mucho ese lugar. Sin duda, será una experiencia muy divertida porque también tengo amigos aussies que irán a verme”, comenta el californiano.

En la actualidad, Luke es el número cinco del ránking de los pesos medios por lo que un triunfo lo pondría en el ojo del huracán para alcanzar un duelo titular. “Esta división es una de las más complicadas de la empresa porque tiene a mucha gente talentosa. Ya quiero volver para mostrar que soy uno de los mejores de la categoría y que estoy preparado para un enfrentamiento por el cinturón”.

Su rival, Michael Bisping, no ha podido encontrar la constancia en los resultados con tres victorias y tres derrotas en sus últimos seis compromisos. Por otra parte, tras el descalabro que sufrió en Mayo de 2013 ante Vitor Belfort, Rockhold suma dos triunfos consecutivos: Costas Philippou y Tim Boetsch. Esto lo tiene motivado y confía en que saldrá con la mano en alto.

“Voy a aprovechar la habilidad y las poderosas armas que son mis piernas; soy más rápido y tengo más técnica. Me he preparado mucho en todos los aspectos”.

Rockhold es parte de una familia de deportistas. Su padre era jugador profesional de basketball, primero en Europa y luego en la liga de verano en los Warriors de Golden State, y su hermano se dedicaba al surf. Desde los seis años comenzó a entrenar judo y, aunque quería ser skater, la lucha colegial fue su camino.

“Con mi familia aprendí a ser un verdadero profesional del deporte: los cuidados que hay que tener, los duros entrenamientos y la forma de mejorar cada día”.

Entrena en American Kickboxing Academy en San José, California, junto a peleadores como Cain Velasquez y Daniel Cormier. Conoce a la perfección el sabor del triunfo ya que fue monarca de los pesos medios en Strikeforce y afirma que no hay sensación más placentera que ver como las personas disfrutan sus duelos.

“Lo mejor de ser peleador es ganar ante 20 mil personas y, además, todos los aficionados que lo ven por televisión. No hay nada mejor que un día corto en el trabajo; subir a la jaula, terminar a tu rival en uno o dos minutos, que te paguen y salir sin lesiones”.

Sobre el campeón de pesos completos, Cain Velásquez, con quien ha entrenado por ocho años, Luke tiene una gran opinión. “Su historia es increíble porque comenzó de la nada, entrenando en el patio de atrás y ahora es el campeón del mundo. ¡Lo admiro mucho! Es un tipo persistente y muy rudo en el octágono”.

Al ser parte de los coaches auxiliares de Cain en TUF Latinoamérica, Rockhold convivió con los ocho mexicanos del Team Velásquez. Tras el reality, Alejandro Perez, Gabriel Benitez y Marco Beltran, decidieron viajar al AKA para entrenar, y Luke comenta:

“ Los chicos de The Ultimate Fighter son geniales, vinieron a aprender, tienen hambre de triunfo. Todo el tiempo están el gimnasio y trabajan con todos los peleadores que pueden. ¡Tienen mucho talento y energía!, finaliza.

¡Sígueme @LaChicaKO!