Skip to main content

Mike Brown: El Espíritu de un Guerrero

Por Armando Alvarez - Fue el 5 de noviembre del 2008 cuando el nombre de Mike Brown comenzó a ser un nombre casero en el WEC.  Esa fue la noche cuando Brown sorprendió al mundo de MMA noqueando al entonces campeón peso pluma Urijah Faber en el primer asalto de su combate en Hollywood, Florida para coronarse campeón mundial.

Por Armando Alvarez

Fue el 5 de noviembre del 2008 cuando el nombre de Mike Brown comenzó a ser un nombre casero en el WEC.  Esa fue la noche cuando Brown sorprendió al mundo de MMA noqueando al entonces campeón peso pluma Urijah Faber en el primer asalto de su combate en Hollywood, Florida para coronarse campeón mundial.

Las personas pensaban que Faber era invencible y que Brown gano, como dicen, de chiripa.  Pero el residente de Coconut Creek, FL sabia que no era solo una casualidad.

Después de esa victoria vino una dominante victoria frente a Leonard García, un joven México-Americano a quien derroto por nocaut en el primer round.  Brown mostró su fuerte pegada y su fuerza bruta en ese combate. 

“Ganarle a Leonard fue un sueño,” dijo Brown.  “El es un peleador de tan alto calibre que no pensé que le ganaría de esa manera.  El esta al punto de pelear por otro campeonato y me siento contento por el.  Es un buen muchacho.”

Esa pelea lo llevo de nuevo a medirse frente a Faber.  Esta vez en territorio enemigo de Sacramento, en el estado del “California Kid”.

 Esta vez no fue nocaut en el primer asalto, si no una decisión unánime, ayudando a Mike Thomas Brown mostrarle al mundo que el no es una sorpresa si no un verdadero campeón mundial.

“Eso mostró que yo soy uno de los mejores,” dijo Brown.  “Yo trabajo muy fuerte para llegar lejos, y ese es el fruto de mi trabajo.”

Brown, de 34 años de edad, entrena en el American Top Team en Coconut Creek, casa de muchos peleadores exitosos como Wilson Gouveia, Marcus Aurelio, y Thiago Alves entre otros.  Ahí es donde Brown se esta preparando para su nuevo reto, su pelea del miércoles frente al retador numero uno del mundo en las 145 libras José Aldo de Brasil.  Brown dice tener el peleador perfecto para emular el estilo de Aldo en su campamento.

“El me recuerda mucho de Thiago Alves,” dijo Brown.  “No pega tan fuerte como ‘Pitbull’ pero se mueven igual, sacan los puños y las patadas de la misma forma.  La diferencia es que Aldo pesa 145 libras y ‘Pitbull’ pesa mas de 170.  Me esta ayudando bastante.”

Y ayudándolo bastante es lo que están haciendo sus compañeros en el American Top Team.  Brown considera a este grupo una familia.  Pasan mucho tiempo junto, y cuando están entrenando usan su máximo esfuerzo para que algo siempre se aprenda dentro del gimnasio.

“Ayuda a la confianza de uno cuando todo el mundo en este gimnasio pelea bien,” Brown dijo.  “Si alguien de domina en la practica no tienes que estar decepcionado porque te paso con uno de los mejores del mundo.  En este gimnasio todos somos buenos peleadores.  Nosotros practicamos y mejoramos.  No es una casualidad que todos nosotros estamos teniendo tanto éxito en este deporte.  Aquí uno deja todo en la lona, o en el ring, o en el octágono.  Nosotros nos reímos, lloramos, y sangramos juntos.  Es un dicho, pero en este deporte ocurre así literalmente.”

Brown dice no tener una familia grande.  Su familiar mas cercano es su padrastro Mike Emmons ya que su madre falleció hace unos años.  Por eso el quiere a sus compañeros de ATT como familia porque al final del cabo ellos, y los otros amigos que ha conocido por el camino son las personas que lleva mas cerca en su corazón.

“Yo ha creado un circulo de amigos que quiero muchísimo,” dijo Brown.  “Ellos siempre me apoyan en cada pelea y en todo lo que haga en mi vida.  Mi padrastro también viaja a mis peleas y estará ahí cuando me enfrente a José Aldo.  La experiencia esta que estoy viviendo peleando nos ha acercado aun mas.” 

Brown esta sorprendido como ha crecido este deporte, y contento también porque cuando comenzó el UFC y otras compañías no había división para peleadores de su tamaño.  Ahora toda esa sangre y lagrimas que deja en el gimnasio no se desperdicia.

“El UFC creo al WEC y le dio una oportunidad para el peleador pequeño de ganar un verdadero campeonato mundial,” dijo Brown.  “Y me dio una avenida por donde ganar dinero.  Si no estuviera peleando estuviera haciendo algo que no me gustaría hacer.  Estoy bien agradecido.”

Aunque Brown si disfruta el dinero que gana y los títulos, el tiene un secreto que no quiere que muchas personas sepan.

“Yo pelearía de gratis,” dijo Brown con una risa.  “No es algo que debo de decir muy alto pero es la verdad.  Yo me crié viendo a mis padres trabajando 40 horas a la semana, algunas veces mas, en un trabajo que no les gustaba.  Yo pensaba que así era la vida, que una crecía a adulto y al final tenia que ganar dinero de una forma que no era divertida.  Yo no realice que si se podía ganar dinero haciendo algo que verdaderamente amo.  Fue algo que me agarro de sorpresa.”

Ahora Brown entra a su oficina de nuevo este miércoles para medirse al hombre que muchos dicen que es una versión pequeña del campeón mediano del UFC Anderson Silva.  Aldo es un peleador rápido y con mucha energía, pero después de enfrentarse a Faber en dos ocasiones Brown dice estar listo para cualquier retador con quien se enfrente. 

“El es un buen peleador, bien rápido, e incluso mas técnico que Faber,” dijo Brown.  “La diferencia es que Faber es un luchador colegial y es muy fuerte.  Faber es mejor peleador, pero Aldo si es un gran peleador, y voy hacer todo en mi poder para ganarle fácilmente el miércoles.”