Skip to main content

Minotauro vs Struve: Más sabe el Diablo por viejo, ¿o por alto?

Ambos arrastran dos derrotas en fila y están urgidos de triunfos. Stefan, todavía joven, sueña con reacomodar un andar que había comenzado de la mejor forma, mientras que Minotauro busca cerrar su enorme carrera con una sonrisa. Promesa de gran combate.


Por una cuestión generacional, sus realidades tal vez son distintas. Sin embargo, hay un punto en común entre Stefan Struve (29-7-0) y Minotauro Nogueira (34-9-1, 1NC), quienes serán rivales el 1 de agosto en la velada de UFC 190. Ambos vienen de acumular dos derrotas en fila y necesitan volver a encaminarse en la senda de las victorias de forma urgente. El holandés, con apenas 27 años, es quien tiene más margen teniendo en cuenta su juventud. En cambio, el brasileño está en el final de su carrera y no quiere cerrarla mostrando una mala versión de sí mismo.

La desesperación suele llevar a los peleadores a ser más agresivos y eso normalmente genera un gran combate, especialmente atractivo para el público. Ese condimento estará presente en ambos atletas que buscarán saciar urgentemente su sed de ganar. A su favor, y lejos de ser un dato menor, Nogueira tendrá el hecho de pelear en su Brasil natal, donde la gente verdaderamente lo ama y lo apoyará de principio a fin. Struve deberá hacerle frente a este panorama.

A sus 39 años, Minotauro sabe que no le queda mucha tela por cortar. A veces, cuando uno no sabe decir basta, las derrotas te van marcando el camino de salida. Antonio Rodrigo es uno de los personajes míticos de las artes marciales mixtas y uno de los pocos que supo coronarse campeón tanto en PRIDE como en UFC. Sin embargo, no logra una victoria desde octubre de 2012 (por sumisión a Dave Herman) y cayó de forma contundente en sus últimas dos presentaciones ante Fabricio Werdum y Roy Nelson. Una mala actuación en esta contienda y ante su gente podría significar el retiro de uno de los peleadores más grandes que jamás haya entrado a un octágono.

Del otro lado estará Struve. En sus comienzos mostró serias credenciales para ser uno de los proyectos más importantes de las MMA. Sus dos metros y 13 centímetros impactan dentro del octágono pero distintos factores complicaron sus dos últimos años de vida deportiva. Luego de su caída en 2011 ante Browne, Stefan acumuló cuatro victorias en fila. Sin embargo, después fue noqueado por Mark Hunt. Se descubrió que el holandés había terminado con la mandíbula destruida, y para colmo de males meses más tarde le detectaron un problema cardíaco que lo tuvo 18 meses sin pelear. Regresó en diciembre pasado ante Overeem pero su rendimiento estuvo lejos del esperado y volvió a ser derrotado.

Dos grandes exponentes del jiu jitsu tendrán la posibilidad de demostrar que también son fuertes en el combate de pie. Ambos tienen buena técnica y están obligados a ganar. ¿Quién terminará con el brazo en alto?