Skip to main content

Momentos TUF: Golpes del Destino

Todos tenemos un plan, pero por razones que aveces no entendemos o desconocemos, el destino cambia nuestro rumbo. Esto fue lo que ocurrió en el capítulo 10 de The Ultimate Fighter Latinoamérica. Conozca lo sucedido.

Este décimo episodio del The Ultimate Fighter Latinoamérica nos trajo muchas emociones, las cuales van en aumento en la medida en que nos acercamos a la final del 15 de noviembre en el UFC 180, en la Ciudad de México. La rivalidad entre ambos equipos se reavivó un poco con le pelea entre Alejandro Perez y Guido Cannetti.

Ese combate llegó por la enfermedad del ecuatoriano Marlon Vera, quien no pudo pelear a causa de unas ronchas inmensas que tenía en todo el cuerpo y que eran bien visibles en su cara. Toda la tensa espera, su salida de la casa a un hotel, por temor a que lo que tenía fuera infeccioso y la expectativa de quién podría ser su reemplazo, fueron momentos que se vivieron por todo lo alto y con gran emoción.

Fue tanta la espera, que cuando la doctora le dijo a Vera que no debía pelear, se notaba que era algo que tal vez él esperaba. Y lo que salvó su estado de ánimo fue cuando Dana White le dijo que tenía un lugar en la final del 15 de noviembre. Ahí se relajó Marlon, se puso a bromear con Fabricio Werdum y salió a conversar con todos los participantes, mostrando una alegría solo comparable a un triunfo.

Otro momento que conquistó el capítulo fue cuando Alejandro venció por nocaut a Cannetti. Ahí mismo, sin salir del octágono, el mexicano empezó a llorar y se abrazó con su gran amigo, el Jose Quinonez y con el resto de sus compañeros del Team Velásquez. Fue tanta su emoción, que su voz era irreconocible en medio del llanto de saber que estaba en la final y que se acercaba a sus sueños de ser peleador del UFC.

Y es que en TUF, cuando vences y te acercas a tus objetivos, muchas veces lo que te viene a la mente es tu familia y el tiempo que has estados separado de ellos. Con ¨El Diablito¨ no fue la excepción.

No quiero dejar de mencionar la dosis de humildad que recibió Cannetti con el tremendo nocaut que le dieron. Tras haber estado desde el principio hablando de su gran calidad y repetir como un loro que le habían robado el triunfo en su combate ante Marco Beltran, el argentino tuvo su revancha, pero el resultado lo bajó de las nubes. Incluso, el avance del próximo capítulo dos dice que a Guido le ha llegado una dosis de humildad muy necesaria. Sin duda alguna, nunca se sabe lo que va a pasar en un TUF, pero lo que siempre vemos es momentos llenos de emoción.

Veremos que nos trae la próxima cita.

Ahí nos vemos.

Me puedes seguir en twitter en @vikingomartell