Skip to main content

Momentos TUF: Segunda semana en la casa de TUF

En el segundo episodio de esta edición del The Ultimate Fighter Latinoamérica lo primero que nos llama la atención es el buen ambiente en el equipo mexicano, tras el triunfo del primer combate, lo que demostraron bailando en calzones y con botas puestas.

Claro que ese gesto no gustó nada a los rivales latinoamericanos, pero ellos todo el tiempo han tratado de mantener la calma ante la actitud de los mexicanos. Los chicos del Team Werdum siguen tratando de mostrar profesionalismo ante las bromas de los muchachos del Team Velásquez, quienes han traído un mejor estado de ánimo y no solo por el éxito en el octágono.
El momento más dramático del capítulo fue cuando el chileno Diego Rivas contó cómo su madre murió cuando él tenía 15 años, el instante en que todo sucedió y cómo la extraña un montón. Es por ella que él está luchando por su sueño de pelear en el UFC. Las lágrimas no faltaron, lo que humanizó por unos minutos a estos muchachos, los cuales son muchas veces satanizados sin que apenas se les conozca.
La tensión se vivó cuando minutos antes del pesaje no aparecía el equipo mexicano, había dudas si ¨Moggly¨ podía cumplir con la báscula y hasta llegaron tarde los pupilos de Caín Velásquez, aunque al final, sí hizo el peso el peleador y hasta salió por la puerta ancha en su pelea, lo que puso aún más contento a sus paisanos, quienes siguen dominando en la jaula y en la casa, incluso cuando tiene que limpiar la casa porque los latinoamericanos se desquitaron, dejándoles todo sucio en la misma.
Tras el triunfo de Benítez, el ecuatoriano Vera fue al camerino de los invictos mexicanos a pedir disculpas por los grito que hizo durante la pelea, pero la reacción de los triunfadores fue bastante parca porque ellos en ese momento solo estaban celebrando el segundo triunfo del equipo, en un ambiente que cada vez más es bien positivo para los chicos de Velásquez y áspero para los de Werdum. Esa es la diferencia entre la victoria y la derrota; así de sencillo.
No debemos de olvidar el momento en que en el entrenamiento del Team Velásquez, Caín sorprende a sus muchachos bailando el ritmo Duranguense a cuatro pasos, lo que siguió manteniendo ese ambiente festivo, ganador en los mexicanos, quienes siguen dominando dentro y fuera de la jaula.
En fin, que tras dos episodios, los pupilos de Caín van arriba en todo y tendremos que esperar al próximo capítulo esta semana para ver si cambia el rumbo de la competencia.
Ahí nos vemos.
Me puedes seguir en @vikingomartell