Skip to main content

Movimiento TUF de la Semana: Marco “Psycho” Beltrán

Revisamos técnicas destacadas de la pelea más reciente de The Ultimate Fighter Latinoamérica, y hacemos un análisis de los movimientos claves para la victoria.

En la pelea de mayor controversia de lo que lleva la primera temporada de TUF Latinoamérica, las cosas siguieron difíciles para el equipo latino cuando el mexicano Marco “Psycho” Beltrán recibió una decisión dividida a su favor sobre el argentino Guido “Ninja” Cannetti, a quien le quitaron un punto en el primer round por un golpe ilegal.


Cannetti salió agresivo desde el inicio del combate, lanzando fuertes golpes, controlando el centro del octágono y rematando con duras patadas. En los enganches, era el argentino que normalmente lograba llevar la pelea al piso y terminar arriba, aunque Beltrán se amarraba bien para neutralizar los ataques. Al separarse, Cannetti seguía lanzando patadas a Beltrán quién se mantenía en la lona, golpeando las piernas. Sin embargo, a menos de dos minutos faltando del primer round, Cannetti conectó una patada a la cabeza de Beltrán quien seguía en el piso. El réferi se interpuso, le dio tiempo de recuperación a Beltrán y le quitó un punto a Cannetti. Con poco más de un minuto restando del primer round, Beltrán se lanzó con golpes, Cannetti lo amarró para llevarlo al piso, pero Beltrán logró meter su guardia de mariposa, barriendo, terminando en montada y finalmente tomando la espalda de su rival y conectando golpes.

El segundo round de nuevo fue el argentino quien controló el octágono y siguió siendo el agresor. Controló los derribos y las posiciones, además de conectar nuevamente algunas patadas en un segundo round en el que Beltrán nunca encontró ofensiva. La decisión, como mencionamos, fue controvertida, pero sin importar en qué manera, fue a favor del mexicano.

“Desperdició esa pelea cuando lanzó esa patada”, le mencionó Dana White, el presidente del UFC, a Fabricio Werdum después de la pelea. “Desperdició la pelea”.


Aunque la decisión fue controversial, cualquier enfoque de la pelea tendrá que incluir la patada ilegal a la cabeza ante un oponente en el piso. Cuando sucedió, el réferi pausó la pelea, le dio tiempo a Beltrán para que se recuperara y le restó un punto a Cannetti. Esta pausa permitió también a los jueces que olvidaran todo lo anterior y sólo tomar en cuenta el punto y la acción ilegal. Cuando reanudó el combate, Beltrán se fue al frente, y aunque fue derribado, terminó mejorando su posición rápidamente, montando y después terminando el round mientras controlaba la espalda de Cannetti y golpeaba. Esa segunda parte del round fue claramente para Beltrán, y aunque la primera parte no, los jueces aparentemente se quedaron con esa última impresión, además del punto debido a la acción ilegal. Esto le daría una ventaja de dos puntos en las tarjetas a Beltrán. Y en una pelea de dos rounds – como son las de exhibición realizadas en TUF – o incluso una de tres rounds, dos puntos pesa muchísimo.

Es así como el movimiento clave de la semana la reducimos a una técnica ilegal que determinó el resultado final. Hay que recordar que los jueces son humanos, y están posicionados para juzgar, para bien o para mal, y un golpe prohibido de tal índole influirá indiscutiblemente.

Al final, el mismo Cain Velasquez, entrenador del equipo mexicano, se acercó a Fabricio Werdum, citando que la decisión fue mala, y que debió de haber sido para Cannetti, confirmando de nueva cuenta la controversia. Pero si hay un dicho famoso dentro de las artes marciales mixtas, podríamos decir que es: “No dejes la pelea en las manos de los jueces”.

Así, el siguiente combate será en la categoría peso pluma. Representando México estará Masio Fullen, y para Nicaragua, Leonardo “Chimy” Morales.

Síganme en Twitter: @DjatmikoWaluyo