Skip to main content

Movimiento TUF de la semana – “Moggly” Benítez

Revisamos técnicas destacadas de la pelea más reciente de The Ultimate Fighter Latinoamérica, y hacemos un análisis de los movimientos claves para la victoria.

Conforme el tiempo pasa en la casa, el ambiente entre el equipo mexicano y el equipo latinoamericano que integran la primera temporada de The Ultimate Fighter Latinoamérica se va tensando, y en la segunda pelea de la temporada, el mexicano Gabriel “Moggly” Benítez enfrentó al chileno Diego “Pitbull” Rivas, derrotándolo por mataleón en el segundo round.
La forma en la que llegó el resultado posiblemente fue lo inesperado, considerando las respectivas estrategias de los peleadores, Benítez buscando mantener la pelea de pie, mientras Rivas esperaba intercambiar y llevar el combate el piso.
Uno de los intercambiosEl primer round fue uno cerrado en el que ambos intercambiaron con fuerza mientras Rivas buscaba los derribos. Rivas estuvo buscando contragolpear tanto con las manos como con los derribos, y entraba en los momentos justos de la ofensiva de Benítez para poder desequilibrarlo y llevarlo al piso. Sin embargo, el movimiento clave que observaremos es la defensa de derribo que utilizó “Moggly” para regresar de pie, o terminar en la posición superior, encima de Rivas.
Una de los detalles de la defensa de derribo fue el movimiento de cadera. Cada vez que Rivas ponía a Benítez en el piso, el mexicano explotaba con su cadera, contrarrestando la fuerza a los derribos y en varias ocasiones, desequilibrando los puntos de apoyo de Rivas quien terminaba con la espalda en el piso. La cadera formaba el núcleo de la defensa del derribo que utilizaba Benítez, pero habían factores importantes que trabajaba. Benitez metía bien los ganchos de los brazos para romper el agarre de Rivas y no permitir que el chileno bajara su nivel para amarrar las piernas.
Rivas derribando a BenitezEn las ocasiones en las que sí encontró las piernas y puso a “Moggly” en el piso, éste establecía un poste con uno de sus brazos, apoyando su palma sobre la lona para impedir que Rivas siguiera empujando. El mismo poste ayudaba a Benítez a nunca poner la espalda en el piso, y por lo tanto, evitando que Rivas estableciera una posición superior. Además, el mexicano también aprovechaba su otro brazo para controlar la cabeza de Rivas.
Todos estos factores le permitían hacer ese movimiento explosivo con su cadera para terminar encima. Desde ahí, Benítez controlaba para golpear, también utilizando su propia cabeza para presionar e incomodar a su contrincante, o para levantarse de nuevo y regresar la pelea de pie.
Podríamos justamente hablar del desarrollo de la pelea de pie, en donde ambos lucieron fuertes, pero así como en el primer episodio, fue el control de piso a partir de las defensas de derribo y el trabajo de golpeo a ras de lona, o ground and pound como se lo conoce en inglés, los factores que dieron la pauta final a la victoria.
Benítez decidió seguir la pelea en el piso después del intento de derribo de Rivas en el segundo round y terminó siendo la decisión definitiva. Controlando la posición superior, empujando la cabeza del oponente, y resbalando los agarres para golpear con los codos, Benitez terminó cortando a Rivas, quien en un movimiento desesperado, giró sin cuidar la espalda y “Moggly” aprovechó para encajar el mataleón, a pesar de no tener ambos ganchos de los pies, finalizando a su rival.
“Moggly” sin duda prefiere mantener sus peleas de pie, donde ha mostrado poderío en su pateo, combinando bien con las manos y sorprendiendo con las rodillas. No obstante, hay que tener una buena lucha para mantener una pelea de artes marciales mixtas, MMA por sus siglas en inglés, de pie.
Es así como la defensa de derribo de “Moggly” es el movimiento clave de la pelea; y continuando su formación como peleador, Benítez podrá seguir los consejos de uno de los luchadores más destacados del UFC, el actual campeón de peso completo y entrenador del equipo mexicano de TUF Latinoamérica, Cain Velasquez.

Síganme en Twitter: @DjatmikoWaluyo