Skip to main content

Movimiento TUF de la Semana: Yair “Pantera” Rodríguez ala Final

Revisamos técnicas destacadas de la pelea más reciente de The Ultimate Fighter Latinoamérica, y hacemos un análisis de los movimientos claves para la victoria.

La ronda semifinal dio inicio en la primera temporada de The Ultimate Fighter Latinoamérica, y con un dominio en la ronda inicial del equipo mexicano – que consiguió seis victorias en ocho combates – el enfrentamiento incómodo se dio entre el capitalino Rodolfo Rubio y el chihuahuense Yair Rodriguez, siendo éste último el vencedor por sumisión verbal, y consiguiendo su pase a la final que se realizará en el UFC 180 el 15 de noviembre en la Arena Ciudad de México.

Con un careo poco común cuando el presidente del UFC, Dana White, anunciara la pelea entre Fito y Pantera, ambos peleadores evitaron verse a los ojos y se mantuvieron cabizbajos. La incomodidad de enfrentar un compañero de equipo y de entrenamiento siempre fue una posible realidad desde que entraron a la casa, pues tenían desde un inicio la esperanza de ganar todas las peleas de la primera ronda. No obstante, el ambiente se extendió a la pelea, ambos titubeando y sin querer iniciar la acción. Además, el entrenador Cain Velasquez decidió no ayudar a ninguno de los peleadores en su preparación de estrategia, ni en el trabajo de esquina. Por si fuera poco, todos los peleadores mantuvieron silencio sin expresar gritos de apoyo.

Aunque Fito encontró cierto éxito con el derribo, tomando la espalda de Yair, e incluso llevándolo al piso con una fuerte patada, al final fue el chihuahuense que con un buen trabajo de lucha controló una posición en el piso y después de conectar con fuertes golpes que cortaron a Fito, regresaron de pie y una dura combinación terminó con el capitalino exaltando un grito de “tiempo” para marcar la sumisión verbal y la intervención del réferi.

Me gustaría revisar dos factores importantes que influyeron en el resultado de la pelea: uno fue el aspecto mental, y otro fue el técnico, que le dio la finalización a Yair.

Al final de la pelea, Fito mencionó: “Es un poco incómodo pelear contra alguien del equipo porque no tienes el coraje. Hay muchas cosas, pero [él] ganó y está el resultado”.

La reacción de Fito refleja la importancia de tener una mente fría en los combates y salir a ganar sin importar las circunstancias. Cuando Fito puso a Yair sobre la lona, consiguió la posición superior y tomó la espalda por un momento, no tiró un solo golpe. Sólo intercambió en la pelea de pie. La falta de coraje que mencionó posiblemente influyó en la manera en la que salió a pelear, y en última instancia, haciendo una sumisión verbal que es muy rara en el MMA.

Por el otro lado, Yair supo mantener su mente enfocada, dejando las emociones a un lado. Asimiló bien la posibilidad de enfrentar a un compañero de equipo y a la hora de competir por un lugar en la final del torneo, no dudó en hacer lo que tenía que hacer encima del octágono para conseguir la victoria.

Cuando logró poner a Fito sobre la lona y montar, Yair preparó un fuerte codo de derecha que ocasionó un corte en la ceja izquierda. Aquí destaco – como ha sucedido en varias de las peleas por parte de los mexicanos – el control de Rodríguez sobre la lona, manteniendo equilibrio con su cadera y empujando la cara de su contrincante para controlarlo y poder conectar con fuerza. Después, Yair se separó y dejó que la pelea regresara de pie, donde pudo lucir nuevamente su agilidad.

Aunque Fito metió una dura patada baja, la última combinación fue de Yair y es la que me gustaría mencionar como la técnica clave que evidentemente dio la victoria. La combinación clásica de dos golpes es la más utilizada en los deportes de combate, al igual que el jab o la patada baja aislada, es decir, sin una combinación que los acompañe. Estos tipos de ataques son sencillos de defender y son combinaciones esperadas.

En la pelea de pie, lo más efectivo es encadenar los ataques en combinaciones largas de mínimo cuatro golpes, siendo los últimos los definitivos. Fue así como Yair inició con un engaño de golpe al cuerpo hacia un puño con giro, continuando con una patada alta y gancho derecho, gancho izquierdo. Los primeros dos golpes los bloqueó bien Fito, tal como mencionábamos, pero el tercero y el cuarto conectaron. Fito cayó al piso y Yair siguió lanzando una ráfaga de golpes hasta el “tiempo” de Fito que marcó el final.

La próxima semifinal será entre el mexicano Alejandro Perez y el ecuatoriano Marlon Vera, pero el sudamericano había estado sufriendo de una infección en la piel que pone en riesgo su participación.

Historias Relacionadas:
Síganme en Twitter: @DjatmikoWaluyo