Skip to main content

Ovince Saint Preux a mantenerse entre los mejores en semipesados

El próximo 8 de noviembre, en la cartelera UFC Fight Night Uberlandia el peso semipesado Ovince Saint Preux busca regresar a la senda del triunfo cuando se enfrente al brasileño Mauricio Shogun Rua en el evento estelar.

El pasado mes de agosto, Saint Preux cayó de manera unánime ante Ryan Bader en el mismo momento en que se pensaba que estaba a punto de llegar a la élite de los semipesados. Esa derrota, sin embargo, puso esos planes en una ventana de espera, al menos por ahora.

Este guerrero, de ascendencia haitiana, tiene marca de 4-1 desde que llegó al UFC procedente de Strikeforce (10-2 en ambas organizaciones) y está buscando mantenerse en ese grupo de peleadores que dominan la división de las 205 libras y que andan tras el trono del imbatible Jon Jones. Esta división está bien fuerte con varios peleadores que clasifican entre los mejores aquí,  de UFC. Alexander Gustafsson, Daniel Cormier, Rashard Evans y Glover Teixeira son apenas algunos de estos nombres que están por encima de Saint Preux. Nombres que engrandecen cualquier conversación de MMA.

Estas 205 libras tiene calidad de sobra, por lo que el camino a la cima está lleno de trampas y fuertes pruebas. Su primer examen ante Bader no lo pudo pasar, pero las oportunidades generalmente tocan a tu puerta más de una vez.

Entonces, ¿qué tiene que hacer Ovince no solo para mantenerse, sino para escalar puestos en este ranking? Lo primero es ganar la noche del 8 de noviembre. Y si es de manera convincente, aún mejor. Algo que tiene que mejorar, sin duda alguna, es su preparación física y su defensa contra el derribo, algo que le costó la derrota ante Bader. En ese fracaso se le acabó la gasolina y mientras más pasaban los minutos, más claro estaba que la victoria no iba ser suya.

Su camino al triunfo se ha basado en el poder de sus manos y piernas, junto a su pelea abajo, desde donde siempre busca y consigue sumisiones. Ante Bader, él se olvidó de todo esto y le costó caro. Él ha sido muchas veces el hombre más grande y más fuerte en el octágono y no tiene por qué cambiar eso. Al contrario, hay que seguir manteniendo esa ventaja mientras pueda.

Ahora, el rival brasileño que tiene enfrente es un buen especialista en jiu-jitsu y kickboxing, lo que hace que Ovince tenga que estar alerta en cualquier faceta de esta pelea. Lo primero es establecer su agresividad, así como el ritmo de pelea y decidir en qué faceta se va a desarrollar el combate. Saint Preux tiene que dominar la jaula como un capitán su nave. Si lo consigue, la llave del triunfo podría llegarle incluso antes de tiempo.

El camino a la recuperación del buen momento comienza ante Shogun, usando las mismas herramientas que lo han puesto en el ¨Top Ten¨ de su peso.

Ni más ni menos.

Me puedes seguir en twitter en @vikingomartell