Skip to main content

Patrick Cote, un año y medio después

Desde el octágono

Por Emiliano Cándido

Su sueño se estaba cumpliendo. El 25 de octubre de 2008 ingresaba en el octágono para pelear por el título de los pesos medianos de UFC. Nadie, hasta ese momento, había llegado al tercer round con Anderson Silva. Patrick Cote lo hizo, pero su rodilla dijo basta y sucumbió debido a la rotura del ligamento.

Desde el octágono

Por Emiliano Cándido

Su sueño se estaba cumpliendo. El 25 de octubre de 2008 ingresaba en el octágono para pelear por el título de los pesos medianos de UFC. Nadie, hasta ese momento, había llegado al tercer round con Anderson Silva. Patrick Cote lo hizo, pero su rodilla dijo basta y sucumbió debido a la rotura del ligamento.

El comienzo del canadiense en UFC fue muy flojo. A pesar de haber llegado a perder por decisión frente a Tito Ortiz en su debut sus derrotas fueron muchas y consecutivas. Demostró mucho corazón y entrega esa noche ante Tito, tomando el combate con una semana de anticipación y perdiendo su invicto de forma muy decorosa.

La lista de rivales siguió y la de frustraciones también. Joe Doerksen, Chris Leben y Travis Lutter lo vencieron consecutivamente y le quedaba una única posibilidad: Ganar y seguir adelante o buscar otro camino.

Llegar a la final de TUF 4 (allí es donde perdió con Lutter) fue como un rejuvenecer y demostrar que tenía un nivel alto y constante, pero lo que le dio la confianza necesaria fue la victoria frente a Scott Smith.

De allí en más noqueó a Kendall Grove (de forma inesperada y sorpresiva) y a Drew McFedries para quedar de cara a una pelea por el contendiente número 1 frente a Ricardo Almeida. ¿Resultado? Decisión dividida a su favor.

Con Silva, por el cinturón, superó el tercer round pero una lesión en la rodilla lo dejó inactivo hasta el próximo sábado cuando, en su Canadá natal, se enfrente al peligroso Alan Belcher en la primera pelea de la noche de la tarjeta televisada del UFC 113: Machida vs. Shogun II.

El canadiense sabe que es un enfrentamiento muy complicado y más tras estar tanto tiempo fuera de acción. Pero no se preocupa por lo que representa su oponente, sino que en realidad eso era lo que quería.

“Esta es la pelea que estaba buscando. Quería una pelea grande y Belcher es uno de los mejores medianos que hay en estos tiempos. No es ninguna broma. Tiene un muy buen estilo para intercambiar golpes, es muy hábil, además ganó los últimos dos bonus a la mejor pelea de la noche. Cree realmente en sí mismo y en lo que hace”, comenta Patrick.

Y continúa: “Será una gran prueba para él pelear conmigo y para mí pelear con él. Si no me toma en serio por haber estado tanto tiempo fuera, tendrá una noche muy complicada”.

Si bien UFC ya estuvo un par de veces en Canadá por diversas lesiones Cote no pudo ser parte del show. Es por eso que, finalmente, cumplirá su sueño e ingresará al octágono frente a miles de fanáticos que corearán su nombre

“Estoy muy emocionado por darle a mis compatriotas una pelea que será asombrosa, además estaré en la cartelera principal. Eso me ayudará más porque tendré mucha gente apoyándome tanto en sus casas como en el estadio. No puedo esperar más para pelear en Montreal, es como un sueño hecho realidad”, relata ilusionado.

Estar un año y medio fuera de acción es complicado para cualquiera. Cote brinda su punto de vista reconociendo lo difícil que es ver las peleas desde afuera y no poder participar.

“Hice muchas apariciones en la televisión de aquí, de Canadá. Tuve la posibilidad de participar seguido en 2 programas de TV, acá en Montreal. Estuve muy activo durante todo este tiempo. Hice muchas cosas pero soy un peleador, quiero entrenar y quiero pelear, ya me cansó todo esto. No puedo esperar para volver al octágono”, explica.

Con respecto a su último combate del que tanto se habló contra Anderson Silva, recuerda que estaba siguiendo la estrategia planeada, pero nada puedo hacer ante la mala suerte de la lesión.

“Me sentía bien y me estaba divirtiendo intercambiando con el mejor peleador libra por libra, siento que en cualquier momento lo iba a conectar con algún muy buen golpe. Estaba muy seguro de que podía ganar esa pelea”, recuerda.

Y sigue reprochándose el problema que lo sacó de combate: “Estábamos exactamente donde quería e iba a ir en busca de todo a partir de ese tercer round, mi estrategia la habíamos centrado en atacarlo con todo en el cuarto round pero la lesión ocurrió en el tercero, todavía no puedo creerlo. Me molesta demasiado saber que tenía en mis manos una chance inigualable”.

Con respecto a sus entrenamientos demuestra mucho sus ganas de seguir adelante y transformarse en un peleador más completo.

“Tengo que mejorar muchas cosas, nadie es perfecto. Intento todos los días ser el mejor peleador en cada posición y lo bueno es que todavía no lo soy. Tengo una estupenda mandíbula y eso no se practica, ahí ya consigo una ventaja. Ahora me queda mejorar muchos mis posiciones en ataque porque a veces quedo muy desprotegido”, demostrando dónde focaliza su estilo de combate.

Para finalizar les deja unas palabras a los seguidores.

“Recibí un apoyo increíble de todos los fans y estoy muy agradecido por eso. Muchas gracias a todos porque me han ayudado a sobrepasar esto. Sin ustedes, sin mis amigos, sin mis compañeros de entrenamiento y sin mi familia, esto hubiera sido muy difícil”, concluye.

El próximo paso de Patrick Cote se llama Alan Belcher, pero no quiere ilusionarse. Busca ir pelea a pelea y ya reconoció querer enfrentarse con Michael Bisping y Rich Franklin. Tiempo al tiempo. La oportunidad titular puede llegar también si consigue algunas victorias y saldar cuentas pendientes con Anderson Silva, con los fanáticos pero, sobre todas las cosas, con él mismo.