Skip to main content

Pearson vs Iaquinta: Dinamita en las Manos

Ross Pearson y Al Iaquinta se ganaron su lugar en la co-estelar del UFC Fight Night que tendrá lugar el 7 de noviembre en Sydney, Australia. Los dos vienen de una victoria y buscarán un nuevo triunfo para crecer en consideración en las 155 libras. ¿Quién lo logrará?

Cualquier peleador que sueña con llegar a lo más alto y sabe que aún debe batallar para lograrlo, estallaría de felicidad con una designación como ésta. Y ni Ross Pearson (18-7-0, 1NC) ni Al Iaquinta (9-3-1) serán la excepción, ya que ambos tendrán la enorme responsabilidad de demostrar en una co-estelar. Serán los protagonistas de la segunda contienda más importante del UFC Fight Night de Sydney, Australia, donde el 7 de noviembre Michael Bisping y Luke Rockhold tendrán a cargo la principal.

Con ganas de evolucionar en el ránking de las 155 libras, ambos peleadores necesitarán una victoria contundente. Y más teniendo en cuenta que los dos vienen de ganar sus combates previos, lo que les permitiría generar el comienzo de una racha que les puede dar grandes alegrías. A Iaquinta le vimos la cara hace muy poco, cuando el 5 de septiembre venció por nocaut técnico en el tercer asalto a Rodrigo Damm en Connecticut. Apenas dos meses después, estará de nuevo arriba del octágono del UFC.

Pearson tomó una gran decisión a fines de 2012, cuando decidió retornar a las 155 libras. Desde ahí, obtuvo un récord de 3 victorias y una derrota, más una pelea sin decisión ante Melvin Guillard luego de un rodillazo ilegal. Su única caída fue una polémica decisión dividida frente a Diego Sánchez, que de todas formas le permitió conquistar el corazón de nuevos fans. En agosto de este año se recuperó con un gran TKO2 ante Gray Maynard y ahora busca reafirmar su momento dejando en el camino a Iaquinta.

Los dos coinciden en que se destacaron en distintos The Ultimate Fighter (Pearson se consagró en el 9 mientras que Iaquinta perdió la final del 15 con Michael Chiesa) y en ser peleadores de gran desempeño en la lucha de pie. El estadounidense es quien más dificultades tiene con el jiu jitsu pero logra compensar con su buena técnica en el golpeo. El inglés, en cambio, venció por nocaut en sus últimas tres victorias y viene dejando en claro que sus puños son de los más potentes de la división.

El que imponga su estrategia seguramente se llevará la contienda. Igual, no sería raro pensar en que Iaquinta esta vez buscará detener la pelea antes de tiempo, como hizo en su último combate. Ante semejante oportunidad de presentarse en una co-estelar, no sería lo más indicado dejar el resultado a la suerte de los jueces. Pearson, con unos años de más y mucha experiencia en el UFC, tiene muy en claro que este tren no pasa muchas veces. No tengan ninguna duda, hay promesa de gran velada en Australia.

Podés seguirme en Twitter: @fedenogueira25