Pasar al contenido principal

Pepi Staropoli en UFC 237: ¿Cuánto cuesta recuperarse de una pelea?

El joven striker, Yair Rodríguez y Vicente Luque cuentan cómo es la recuperación luego de una guerra absoluta en el octágono.

Emocionan fans, inspiran  a otros peleadores y hacen crecer el deporte. Nadie queda indiferente luego de una guerra. Pero una vez que bajan del octágono, empieza otro combate mucho menos apasionante: el de curar el cuerpo de los golpes salvajes.

La confirmación de Laureano Staropoli en UFC 237 trae el recuerdo de su batalla sangrienta en Argentina, donde intercambió golpes demenciales con Héctor Aldana.

Social Post

“Tardé entre 2 y 3 semanas en volver a la actividad, porque me había quedado la cabeza inflamada por los golpes. Volví a entrenar muy de a poco. Retomé el sparring cuando estuve recuperado del todo” cuenta Staropoli.

>> CARTELERA DE UFC 237 NAMAJUNAS VS ANDRADE <<

Vicente Luque protagonizó una de las peleas del año junto a Bryan Barberena en UFC Phoenix. “Tres días después del combate, los dolores ya habían desaparecido. Una semana más tarde, ya estaba listo para retomar de a poco y tres semanas después, ya pude hacer sparring. Sin descuidar jamás la alimentación” dice el Asesino Silencioso.

>> REPITE LA PELEA ENTRE LUQUE Y BARBERENA <<

Social Post

Yair Rodríguez protagonizó una de las guerras más emblemáticas de UFC, al noquear al coreano Chang Sun Jung con un codazo ascendente de infarto a segundos del final, luego de cinco rounds de golpes incesantes de todo tipo.

>> MIRA DE NUEVO KOREAN ZOMBIE VS YAIR RODRIGUEZ <<

“Anduve en muletas los primeros cinco días debido a la hinchazón de los pies y dormí mucho para descansar el cerebro de los golpes. También recurrí a terapias y a masajes para acelerar el proceso de sanación” relata Pantera.

Social Post

Los golpes se sienten durante el combate y más aún en los descansos, cuando es clave el rol de “la esquina” para mantenerlos enfocados. Y el final suele ser duro: la acumulación de golpes se hace sentir.

Cada uno tiene su estilo de recuperación. Pero los tres coinciden en una cosa: no hay dolor que los saque de foco. Ahora será el turno de Staropoli de demostrar en UFC 237 que su recuperación fue exitosa.