Skip to main content
Peleadores Latinos

Perry Montano buscando siempre finalizar

 

Erick Montano volverá al octágono en UFC Hidalgo el 17 de Septiembre con la motivación de haber ganado la segunda temporada de TUF Latinoamérica.

“Perry” es de pocas palabras… y pocos rounds.

Una de sus características principales es el poder finalizador que ha mostrado desde que debutó como profesional.

Erick Montaño llegó como uno de los favoritos para ganar TUF Latinoamérica 2 al ser considerado uno de los mejores talentos mexicanos y haber sido parte de uno de los programas de desarrollo de UFC en American Top Team en Florida.

Y no decepcionó.

Antes del UFC Fight Night Magny vs. Gastelum que se realizó en Monterrey, su récord era de seis triunfos: cuatro por sumisión y dos por nocaut; y tres derrotas.

Para obtener su boleto a la final del reality superó a Marco Olano y a Vernon Ramos. Ante el español Enrique Marin tuvo una batalla complicada y larga, pues por segunda vez en su carrera llegó a un tercer round. La victoria fue para el mexicano por decisión dividida, resultado que le dio el ansiado contrato con UFC.
>> MIRA LA PELEA DE PERRY EN VIVO POR UFC FIGHT PASS
“Pelear contra “Wasabi” fue difícil: sabe moverse, presionar y mantener la paciencia. Finalmente, la estrategia funcionó y, aunque no quedé satisfecho porque me hubiera gustado finalizar, sabía que había golpeado y derribado más que él”, comentó tras el triunfo.

Entrena en México junto a su hermano Salvador Montano, con quien compartirá cartelera en UFC Hidalgo. La explosividad la lleva en la sangre; “Perry” no le teme al intercambio y, aunque se siente cómodo con las combinaciones de puños, rodillas y patadas, en el suelo cuenta con una gran ventaja: un trabajado jiu jitsu.

Con la filosofía de “siempre avanzar y proponer”, el mexicano se juega todas sus cartas en cada duelo. El sábado 17 de Septiembre no será la excepción.

A diez meses de haber subido al octágono, Erick volverá con la motivación de mostrar de qué está hecho un guerrero. Randy Brown será el rival a vencer; un jamaiquino que tampoco retrocede, seis de sus siete triunfos los ha conseguido antes de la decisión.

El escenario está puesto para que esa pelea no llegue a manos de los jueces… como a todos nos gusta.