Skip to main content

Polo Reyes: Un Torito Difícil De Domar

Traqnuilo, con mucha paciencia y efectivo a la hora de pelear, podría describirse Polo Reyes: “Me gusta encomendarme a Dios. Siempre le pido que cuide de mi rival y de mí.”

Polo Reyes compite en 155 librasPolo Reyes dejó todo con la determinación de cristalizar el sueño de pertenecer a UFC. Además de alejarse de su familia para viajar a Tijuana y entrenar en Entram Gym cambió su estilo de vida con la condición de sobresalir en el plano internacional.

“Me fui a ciegas. Soy vigilante de la Universidad Autónoma de Nayarit y lo único que hice fue pedir un tiempo para buscar la oportunidad de cumplir mi objetivo: ¡todos los que amamos las artes marciales mixtas pensamos en ser parte de UFC!”
Click>>>Un Toro llega a TUF Latinoamérica, conozca más

“Torito” también es carpintero, oficio que heredó de su padre y que quedó tatuado en uno de sus brazos como homenaje a él. Los postres son su perdición y le gusta practicar squash.

En su paso por Entram convivió con Henry Briones, Jose Quinonez y Masio Fullen -participantes de la primera temporada de TUF Latinoamérica-, de quienes ha tomado varios consejos. “Recibí mucho apoyo de ellos y lo que siempre recuerdo es: ‘Disfrutar cada uno de los momentos.”

La familia es uno de los pilares de su vida. “No me gusta saber que se preocupanSu récord se registra en 19-7 por lo que pueda sucederme. Los peleadores nos emocionamos cada que subimos a la jaula, pero casi no nos ponemos a pensar en lo que ellos sienten. Por eso les agradezco tanto… ¡siempre están apoyándome!”
Click>>>No se pierda la segunda temporada de TUF Latinoamérica

A sus 30 años de edad se considera un enamorado de las MMA. No concibe su vida sin ellas y, en todo lo que hace, están presentes. “No existe un solo momento del día en el que deje de pensar en ellas. Tal vez piensen que soy aburrido, pero es la verdad. Todo lo que hago está enfocado en eso”.

En su tiempo libre prefiere descansar y ver películas; y solo a veces, sale por la noche con sus amigos: “¡Ya no aguanto las desveladas!” Para Polo, uno de los momentos más felices de su vida fue cuando le avisaron que sería parte de TUF Latinoamérica 2: “No podía creerlo. ¡He arriesgado muchas cosas y estoy recibiendo la recompensa!”