Skip to main content
Conociendoa

Rafael Dos Anjos: De Caer A Ser Campeón

Después de perder con Khabib Nurmagomedov, el brasileño mejoró en todos los aspectos hasta convertirse en campeón ligero de UFC.


La derrota que sufrió Rafael dos Anjos ante Khabib Nurmagomedov el 19 de abril de 2014 fue sin duda uno de los golpes más duros de su carrera, sin embargo, ese fue el punto de partida para que tuviera un regreso meteórico, el cual lo tiene con el cinto de la división ligera.
Click aquí>>>Vea A Rafael Dos Anjos Defender Su Título vs Conor McGregor En UFC 196

Aquella noche en Orlando, el daguestaní simplemente apabulló a dos Anjos, no hubo algo en lo que el brasileño pudiera ganarle, todos los golpes de poder, los derribos, los intentos de sumisión e incluso el control de la jaula fueron para Khabib.
Cómo ver>>>UFC 196 Se Transmite En Vivo Por UFC Network El Sáb. 5 De Marzo

Pero en ese mismo 2014, bajo la guía de Rafael Cordeiro, como su entrenador en el gimnasio Kings MMA gestó un regreso a los primeros planos sensacional.

Rafael Dos Anjos noqueando a Jason HighPrimero, en junio peleó ante Jason High, en esa ocasión mejoró su control dentro del octágono, fue el hombre que estuvo siempre en el centro y se mostró agresivo, cortando ángulos, hasta que lo arrinconó y con potencia en el puño izquierdo lo noqueó de manera contundente.

Después, vino una contienda que pintaba para ser durísima ante Benson Henderson en Tulsa. En esa reyerta, Rafael dos Anjos se centró en los golpes al cuerpo, nuevamente fue él quien hizo retroceder a su rival, hasta que aprovechó un descuido y acertó una potente izquierda que desconectó por un instante a Bendo, suficiente para que se detuviera la contienda, ahí la velocidad de los golpes y la precisión de éstos fueron factores determinantes.

Unos meses después, en diciembre, Rafael dio muestras de que lo ocurrido ante Nurmagomedov simplemente fue la peor de sus noches, ahora tocó el turno de superar a Nate Diaz y vaya manera de hacerlo. Las patadas que conectó con la pierna izquierda a la derecha de su oponente fueron devastadoras, cual vil hacha tirando un árbol fue como lo “aflojo”, permitiéndole hacer derribes, pasar de guardia completa a media guardia y logró hacer tremendo daño para llevarse la decisión unánime con tarjetas de 30-26 para dos jueces y el otro con 30-27.
Véalo en vivo>>>Compre Los Boletos Para Asistir A UFC 196 Aquí

Llegó entonces la gran oportunidad para el brasileño, quien encabezó el cartel de UFC 185 el 14 de marzo de 2015 buscando el cinturón de las 155 libras ante Anthony Pettis.
También>>>Suscríbase a UFC Fight Pass Para Ver Las Repeticiones De Los Eventos

En esta ocasión mejoró en la presión sobre su rival, prácticamente no lo dejó respirar, estuvo siempre encima de él y en cualquier momento que Pettis bajaba las manos, sus puños entraron directo al rostro. De hecho, el primer zurdazo que le conectó en el ojo derecho le rompió el hueso orbital, marcando en gran medida el rumbo de esa contienda.

 

A todo lo que hizo adecuadamente Rafael dos Anjos habría que agregarle que su condición física fue sorprendente, se mostró como el mismo hombre de principio a fin, no hubo un round en el que bajara su intensidad, obvio fue que al final del dominio que tuvo sobre Pettis, el presidente de UFC, Dana White, le colocó el cinturón.
Video>>>UFC 196 Primeros Careos De Los Peleadores

Rafael se tomó un respiro después de convertirse en campeón para realizar su primera defensa, en la que nuevamente estuvo espectacular, solo requirió de soltar la potencia de su pierna izquierda para golpear en el estómago a Donald Cerrone y de esa forma abrirse camino a una rápida detención en el primer round de la pelea.
Además>>>Holly Holm Enfrenta A Miesha Tate Por El Título Gallo En UFC 196

El próximo 5 de marzo, habrá que ver si todos esos elementos que mejoró desde que perdió ante Khabib Nurmagomedov le sirven al campeón para detener a Conor McGregor, quien busca convertirse en el primer peleador en ser campeón en dos divisiones distintas de UFC al mismo tiempo, cuando estelaricen UFC 196 en Las Vegas.

El choque de dos hombres en la parte más alta de su curva de rendimiento está asegurado. ¿Por quién apostaría usted?