Skip to main content

Rampage vs. Evans, mucho más que una simple pelea

Quinton “Rampage” Jackson y “Suga” Rashad Evans por fin se verán las caras el próximo sábado cuando se enfrenten en el evento central del UFC 114. Quien sea el vencedor obtendrá una posibilidad titular ante el recientemente coronado, Mauricio “Shogun” Rua. La pelea co estelar será en la división de los pesos medios y tendrá cara a cara al inglés Michael Bisping y a Dan Miller.

 

Rampage vs. Evans, mucho más que una simple pelea

Por Emiliano Cándido

Quinton “Rampage” Jackson y “Suga” Rashad Evans por fin se verán las caras el próximo sábado cuando se enfrenten en el evento central del UFC 114. Quien sea el vencedor obtendrá una posibilidad titular ante el recientemente coronado, Mauricio “Shogun” Rua. La pelea co estelar será en la división de los pesos medios y tendrá cara a cara al inglés Michael Bisping y a Dan Miller.

Hace ya mucho tiempo que comenzaron a discutir y a invitarse a pelear. Allá por marzo del 2009, cuando Jackson venció a Keith Jardine y Evans era el campeón de la división tuvieron su primer careo.

La pelea por el cinturón de los pesos semipesados parecía a la vuelta de la esquina, pero los planes de Quinton fueron otros. Primero tuvo que operarse de una lesión. Luego, cuando todo parecía arreglado y ya habían filmado The Ultimate Fighter 10, decidió comenzar su carrera en Hollywood, algo que lo mantuvo un buen rato fuera de acción.

Esa inactividad terminará cuando ingrese al octágono, finalmente, para enfrentarse con su gran rival con una chance titular de por medio.

A Rampage (30-7) se lo conoce por tener un boxeo con poco movimiento pero mucho poder en sus golpes. A eso hay que sumarle un buen nivel de lucha (que lo ayuda a mantener la pelea de pie o llevarla al suelo cuando lo considera necesario) con interesantes golpes mientras se encuentra en el clinch contra las rejas.

Evans (19-1-1) ha cambiado mucho su estilo desde que se inició en el deporte. Al principio sólo se dedicaba a controlar las acciones en el piso sin buscar posiciones capaces de finalizar a su rival. Con el correr de las peleas adquirió una velocidad y un juego de pies digna de los mejores peleadores que basan su juego en el intercambio de golpes. Y si a eso le sumamos los grandes planeamientos de Greg Jackson, el resultado es un peleador temible.

Sin dudas quien tomará la postura ofensiva será Jackson que intentará acorralar a su rival y no darle ritmo. Por el contrario, “Suga” será quien busque abrir los ángulos en base a su velocidad, muy superior a la de su oponente.

Si logran superar los primeros asaltos allí veremos quién es más fuerte psicológicamente y quién puede imponer su ritmo. En los últimos minutos, Jackson debería ir por el nocaut, ya que la resistencia física de Evans cae con el correr del tiempo. Pero allí es cuando Rashad debe ser inteligente y plantear un combate “sucio” llevándolo contras las rejas y trabajando allí.

Por donde se la mire es una pelea extremadamente cerrada en la que la diferencia la harán los pequeños detalles o un simple golpe, ya que ambos tienen el poder necesario para dejar al otro durmiendo.

La pelea co estelar de la velada verá a dos pesos medios que necesitan imperiosamente una victoria para seguir vivos en una división que cada vez está más pareja, el inglés Michael Bisping frente a Dan Miller.

Bisping (19-3) está acostumbrado a quedarse de pie golpeando a su oponente. Pero en los últimos tiempos agregó una gran cantidad de armas a su juego como los derribos y el golpeo al ras del piso, trabajando con buenos pasajes de guardia cuando está en el piso.

Miller (11-3, 1 NC), en cambio, es un grappler de primer nivel. Su nivel arriba es bueno y utiliza su jab de forma constante, sin embargo lo mejor está en el piso. Conociendo sus limitaciones busca llevar las acciones con velocidad a esa situación, allí se mueve como pez en el agua e intenta cualquier tipo de sumisión.

Es un combate muy fácil de seguir e interesante. Si están de pie, todas las ventajas las tiene el inglés mientras que si la pelea se encuentra en el suelo, sea cual sea la posición, quien posee mayores posibilidades es Miller.

En los pesos pesados regresa el poseedor del record del nocaut más rápido de UFC (7 segundos), Todd Duffee que tendrá enfrente a un rival muy poco valorado pero que le puede poner las cosas bastante complicadas como es Mike Russow.

Duffee (6-0) ya demostró que su mano es muy pesada, sin embargo no hizo más que eso y por esa razón la gente quiere saber qué más puede hacer este joven peleador que tiene en la lucha sus mejores antecedentes.

Y si de lucha se habla, esa materia la tiene aprobada, y con grandes calificaciones, Mike Russow (12-1, 1 NC) quien suele contener los ataques de sus rivales con excelentes derribos. Tras haberlos conseguido comienza a lanzar golpes que pueden terminar con las acciones en cualquier momento.

En todos lados se ha pasado por alto el gran nivel de Russow y por ello se cree que será una victoria sencilla para Duffee, pero en las artes marciales mixtas todo puede suceder y, cuando el nivel de ambos es similar, no es sorpresa que cualquiera de los dos pueda ganar.

En los pesos semipesados Antonio Rogerio “Minotoro” Nogueira medirá sus fuerzas con Jason Brilz, reemplazante a última hora del lesionado Forrest Griffin.

Nogueira (18-3) viene de un estupendo debut tras noquear a Luiz Cane y ahora intentará lo mismo con Brilz. Boxea mejor, tiene mejor jiu jitsu brasileño y plantea mejor los combates. Todo hace parecer que Minotoro posee todas las aptitudes necesarias para hacerse con la victoria.

Brilz (18-2-1) es un peleador que se basa en la lucha y el control de las acciones en el piso. Quizás su record asombre pero nunca se ha enfrentado con un rival de la categoría de Rogerio. Para salir con su brazo en alto deberá controlar las acciones en el piso mediante una montura lateral.

Diego Sánchez regresará a los pesos welter para medirse con la joven promesa de Inglaterra: John Hathaway, quien recibe un gran aumento en el nivel de sus oponentes.

Sánchez (23-3) viene de pelear en los livianos y de perder contra BJ Penn. Necesitando recuperar peso y viéndose muy débil y sin la intensidad necesaria, Diego decidió volver a los pesos welter e imponer allí su ritmo.

Hathaway (13-0) está frente al mayor reto de su carrera. Una pelea en la que no podrá imponer su lucha debido a la categoría de su rival en ese aspecto, por lo que la diferencia tendrá que hacerla con su jab para mantenerlo a distancia ya que posee una buena ventaja de alcance.

En las preliminares transmitidas por Spike TV se podrá observar a dos de los ganadores de The Ultimate Fighter.

El de la temporada 7, Amir Sadollah (4-1) intentará seguir con su racha de triunfos frente al peligroso coreano Dong Hyun Kim (12-0-1, 1 NC). Un choque de estilos entre el boxeo tailandés de Sadollah con sus grandes combinaciones, y el grappling de Kim que intentará mantener las acciones en el suelo.

El mexicano Efraín Escudero (13-1) ganador de la temporada 8, se medirá con Dan Lauzon (12-3). Ambos viene de perder por sumisión (Evan Dunham y Cole Miller, respectivamente) por lo que necesitan la victoria para retomar un buen camino. En los papeles, el mexicano parece más completo, pero el corazón de Lauzon puede emparejar las acciones.

En las 155 lbs. Melvin Guillard (42-9-3, 1 NC) querrá seguir demostrando sus constantes mejoras en la defensa de derribos cuando se enfrente con el luchador de primera división Waylon Lowe (8-2) que llega como reemplazante de Thiago Tavares.

El combate más “internacional” de la noche será entre el brasileño Luiz Cane (11-2-1) y el francés Cyrille Diabate (16-6-3) en lo que promete darnos el mejor nocaut o la mejor pelea de la noche. Dos peleadores que van a ir a intercambiar golpes sin importar nada ya que gustan de dar grandes combates.

En los livianos Aaron Riley (28-12-1) y Joe Brammer (7-1-1) tendrán que ir por la victoria si es que quieren mantenerse en UFC. Riley necesita mantener las acciones de pie mientras que Brammer tendría que llevarlo al piso para obtener más ventajas.

La primera pelea de la noche verá a Jesse Forbes (13-5) y a Ryan Jensen (15-5) en un combate de pesos medianos.

Una noche largamente esperada. Pasó mucha agua debajo del puente desde ese primer careo. Muchas cosas se dijeron y ya no hay vuelta atrás. Queda esperar que ingresen al octágono y finalicen con lo que comenzaron fuera de él. ¿Jackson o Evans? No importa, es lo mismo quien gane, pero sabemos que esto no es una simple pelea.