Skip to main content

Rápido y Frío: Wasabi Finaliza Al Charro

En la primera pelea semi-final de The Ultimate Fighter Latinoamérica II, Enrique Wasabi necesitó menos de dos minutos para finalizar a El Charro Aldana y clasificarse a la final del show que será en UFC Fight Night Monterrey.


Entre los resultados a nivel social de lo que puede pasar tras semanas de vivir lado a lado junto a alguien, concentrado y sin comunicación con el mundo externo, es que termines odiando a ese alguien o entablando una gran amistad. Una de las situaciones incómodas de The Ultimate Fighter es que termines enfrentando a un amigo sobre el octágono y tengas que intercambiar golpes, derribos y llaves y por el sueño que ambos buscan, sabiendo que le tienes que truncar el camino a tu amigo.
Vea>>>Recapitulación completa del episodio 9 de TUF Latinoamérica
 El mexicano Héctor Aldana y el español Enrique Marín entablaron una buena amistad en la casa de TUF, compartiendo no sólo sesiones de entrenamiento como compañeros del equipo liderado por Kelvin Gastelum, sino momentos en la casa donde todos han ido buscando superar sus dolores en el pasado. Aldana y Marín también terminaron siendo elegidos como contrincantes en la segunda ronda de TUF Latinoamérica II.

 

La fortaleza y determinación de Aldana enfrentaba la técnica y el control de Marín. No fue una pelea extendida. El intercambio inicial Marín conectó un par de jabs, y cuando Aldana buscó responder el español lo siguió presionando con una rodilla, contra la reja y consiguiendo un derribo de una pierna rápidamente, a los 12 segundos para ser exactos. Un poco desesperado por regresar de pie, Aldana hizo el error de entregar la espalda y Marín no dejó la oportunidad y poco después encajaría un mataleón para finalizar la pelea y pasar a la segunda ronda.
Click aquí>>>Vea la repetición de este episodio en UFC Network

No es lo mismo ver un error en un contrincante que poder capitalizar sobre el mismo. Y Marín hizo ambos. Los movimientos del español son calculados y pacientes, y la técnica destacada de la pelea sin duda fue lograr tomar la espalda y encajar la sumisión.

Muchas veces los peleadores saltan ante cualquier oportunidad vista, y ante la brusquedad de hacerlo rápido, se pierden detalles de las técnicas, y por ende, la posición y oportunidad. Marín, en vez de saltar de inmediato sobre la espalda de Aldana – cosa ue probablemente le hubiera permitido al mexicano escapar con el mismo movimiento brusco de Marín – sólo encajó un gancho con su pierna derecha, pero se enfocó en meter el cinturón con sus brazos. Es decir, abrazó a Aldana desde la espalda con un brazo sobre su cuello y el otro por debajo del brazo de su oponente, y éste siendo el lado opuesto de su gancho de la pierna. Aún con sólo un gancho de pierna, el cinturón le dio la estabilidad suficiente para generar el espacio y la posición para lograr tomar la espalda completamente poco a poco.

 

Al meter el otro gancho de la pierna, Marín procedió estirando la base de Aldana, poniéndolo completamente bocabajo, una posición incómoda y complicada sin base para escapar. El primer paso de Aldana, desde esa posición, era regresar su base con las rodillas, pero Marín tenía controlada la posición, deslizó su antebrazo derecho por debajo de la barbilla de Aldana y pronto cerró el mataleón, consiguiendo la finalización justo al minuto del primer round.
Click aquí>>>Encuentre UFC Network en su país y suscríbase

Marín obtuvo el pase a la final y enfrentará al ganador entre el panameño Vernon Ramos y mexicano Erick Montaño, pero primero estaremos viendo la primera semifinal de los pesos ligeros entre dos mexicanos: Horacio Gutiérrez y Polo Reyes.