Skip to main content

Rory MacDonald, la estrella del futuro

Por Emiliano Cándido - Siendo el peleador más joven de UFC debutó el lunes pasado con un gran triunfo. Este canadiense mantiene un record invicto de 10 peleas y en ninguna de ellas llegó a la decisión. En una categoría como los welter, en la que su compatriota Georges St. Pierre domina a todos sus rivales, él intentara ser, dentro de un tiempo, quien tenga el cinturón de UFC: Rory MacDonald llegó para quedarse.

Comenzó a pelear como profesional con sólo 16 años y hoy, cuatro años después, le llegó la oportunidad más importante de su carrera. Con 5 victorias por sumisión y 4 por nocaut o nocaut técnico, entró al octágono para medirse con el experimentado Mike Guymon en una de las preliminares del UFC Fight Night Maynard vs. Díaz.

 

Desde el octágono, por Emiliano Cándido

Siendo el peleador más joven de UFC debutó el lunes pasado con un gran triunfo. Este canadiense mantiene un record invicto de 10 peleas y en ninguna de ellas llegó a la decisión. En una categoría como los welter, en la que su compatriota Georges St. Pierre domina a todos sus rivales, él intentara ser, dentro de un tiempo, quien tenga el cinturón de UFC: Rory MacDonald llegó para quedarse.

Comenzó a pelear como profesional con sólo 16 años y hoy, cuatro años después, le llegó la oportunidad más importante de su carrera. Con 5 victorias por sumisión y 4 por nocaut o nocaut técnico, entró al octágono para medirse con el experimentado Mike Guymon en una de las preliminares del UFC Fight Night Maynard vs. Díaz.

Sólo 4 minutos y 27 segundos le bastaron para conseguir la palanca de brazo que lo decretó triunfador en su debut. Si bien sabía poco de su rival, demostró estar a la altura de las circunstancias y dio un primer paso muy firme.

“Debo reconocer que no sabía mucho sobre él. Siempre fui bueno llevando las acciones al piso y cuando me encontré allí supe rápidamente que hacer. Por suerte pude someterlo y conseguir mi primera victoria y seguir invicto”, relata MacDonald.

Con el correr del tiempo se hizo un nombre en el circuito canadiense, pero es desconocido para los seguidores latinos por lo que se hace necesario conocer un poco sobre sus habilidades como artista marcial mixto.

“Me mantengo bien en todas las posiciones del combate. Si tengo que intercambiar golpes lo haré, pero prefiero hacer un poco de grappling, derribar a mis rivales y someterlos”, comenta el joven canadiense.

Y continúa con algo muy interesante: “Tengo la capacidad de terminar las peleas en cualquier momento y cuando nadie lo espera así que deben estar muy atentos”.

En cuanto a objetivos se lo nota con mesura. Quiere dar pequeños pasos firmes para que el día de mañana las oportunidades lleguen en el momento justo de su carrera.

“En un primer momento me quiero mantener invicto. A partir de eso podré ir ganando más confianza y los otros peleadores comenzarán a respetarme”, dice.

Y rápidamente se ilusiona: “Si no pierdo, las oportunidades llegarán paso a paso y mi sueño de llegar a ser el campeón invicto de los pesos welter en UFC estará muy cerca. Empecé por el buen camino, espero no equivocarme”.

A pesar de haber sido campeón liviano en Canadá, ahora está peleando en los pesos welter, una categoría dominada por su compatriota St. Pierre y en donde están los mejores peleadores del mundo.

“Hay muchos buenos peleadores en mi división. Creo que es la más completa (junto a los semipesados) que hay en UFC. Haré todo lo posible por vencerlos sin importarme el nombre que me pongan adelante”, comenta.

“En un principio no me interesa ningún rival ni ningún estilo determinado. Ahora quiero pelear con quien sea. Quizás dentro de unos años tenga algunas disputas verbales con alguien y quiera arreglarlo dentro del octágono, pero por ahora estoy bien y, al ser poco conocido, nadie se mete conmigo”, reconoce el peleador nacido en Kelowna.

Y si el tema son las 170 lbs, el campeón Georges St. Pierre expondrá su título el 27 de marzo frente al inglés Dan Hardy en el UFC 111. MacDonald confía en la capacidad de su amigo, pero sabe que Hardy es un rival de cuidado.

“Creo que Georges es uno de los mejores wrestlers que hay en el deporte y no tardará mucho en derribar a Hardy y mantenerlo en el piso. Lo único que veo peligroso para St. Pierre es que lo conecten en los primeros minutos, antes de que vaya en busca de ir al piso”, explica.

Pero, a fin de cuentas, su pronóstico no es muy alentador para el retador: “Me parece que GSP va a defender su cinturón y lo hará por sumisión o nocaut técnico en el primer round”.

Para finalizar les dedica unas palabras a los fanáticos. En principio habla sobre las personas que ya lo conocen, pero también deja algunos conceptos para aquellos que no sabían nada sobre él.

“Le quiero agradeces a todos mis fanáticos sus muchos mensajes de apoyo, ustedes no se imaginan lo importante que es para mí eso. Y para los que no me conocen, espero que disfruten de mis peleas y que empiecen a tener ganas de verme en UFC”, finaliza.

Sin dudas que va a haber mucha gente con ganas de verlo. Es un peleador joven que tiene un estilo ofensivo que va en busca de finalizar los combates y lo está haciendo con gran naturalidad. 10 peleas, 10 victorias y ninguna fue a la decisión de los jueces.

Una verdadera promesa que nace con sólo 20 años. Veremos que le depara el destino. Hoy en día, para el nivel que demuestra Rory MacDonald, pensar en algo que no sea el título, sería un fracaso.