Skip to main content

Team Werdum: Alexander "Rolo" Torres

 El colombiano Alexander Torres cuenta la importancia del deporte en su vida, el cual prácticamente lo alejó de malos pasos.

 Alexander Torres cuenta que el deporte lo aisló de caer en las adicciones y en la delincuencia. Nacido en el campo y de familia humilde, el colombiano sueña con juntar dinero para pagarle a sus padres la casa que están abonando en largas cuotas.

Apenas uno lo escucha hablar ya percibe que Alexander Torres (1-1) es una persona sincera, honesta y que nunca se olvida de sus orígenes. Se sobrepuso a su infancia sin dinero y con apenas 26 años se encontró con la posibilidad de su vida luego de conseguir el boleto para The Ultimate Fighter. “Mis padres me apoyaron desde el principió cuando empecé a hacer lucha”, contó, y explicó los motivos: “En Colombia hay problemas de drogadicción y éste era un camino para salir de la droga. Igual, cuando me metí en las artes marciales mixtas se asustaron más, aunque estaban contentos de que no haya entrado en la delincuencia”.

“Rolo” nació en La Victoria, una zona de Bogotá que mezcla lo rural con lo urbano. Su familia fue siempre de campo, pero él dijo no poder adaptarse a esa vida y se trasladó a la ciudad: “Mis padres son gente trabajadora, son asalariados por un mínimo. Nunca hubo recursos, pero había chicos que competían conmigo que sí tenían dinero. Mi padre es cafetero y estuvo 20 años trabajando en el campo. Mi madre es campesina de Boyacá, cultivaba papa. Yo estuve un año cultivando café y papa pero cuando era pequeño. Nunca me gustó y me mudé”.

Llega a la casa como un verdadero experto en lucha grecorromana, y cumpliendo con un sueño que años atrás le parecía imposible. “Nunca en mi vida me hubiese imaginado que se me iba a dar esta posibilidad de estar entrenando acá. En Colombia se me complicaba por la falta de recursos, y nunca pensé que iba a poder representar a mi país”, aseguró, y destacó que siente que en las artes marciales mixtas se respeta más el esfuerzo del peleador: “Acá valoran al deportista y lo que es bajar de peso. En otras disciplinas ganas una medalla y al rato te olvidan”.

Torres está confiado en que tiene potencial para pisar fuerte en la máxima promotora de artes marciales mixtas y se pone un techo bien alto: “Quiero llegar a disputar un título mundial del UFC. Es un sueño a mediano plazo, sé que con mis capacidades puedo lograrlo”. De todas formas, fuera del ámbito deportivo tiene un anhelo aún más importante, por el que lucha día a día: “Mis padres están pagando su casa en cuotas y quiero darles el dinero para que la terminen. Han trabajado toda la vida por mí y veo que siempre llegan cansados del trabajo. Yo no tengo esposa ni hijos, por lo que dejo la vida por ellos”. Rolo apunta bien arriba, pero sin olvidarse de los momentos cuando no tenía nada, y estaba bien abajo.

Podés seguirme en Twitter: @fedenogueira25