Skip to main content

Team Werdum: Diego "Pitbull" Rivas

El representante de Chile en TUF Latinoamérica nos cuenta de su vida, sus orígenes y pasiones. Vean a Diego competir en The Ultimate Fighter Latinoamérica.

Fanático de David Guetta, Diego Rivas ya sueña con su debut en la promotora flameando la bandera de Chile. Comenzó a practicar en su pequeño pueblo de Cholchol y ya es una de las máximas promesas de la disciplina. Además, cuenta cómo lleva su noviazgo con la hija de su propio entrenador.

En su cabeza ronda un show de imágenes, suponiendo cómo será ese tan preciado momento en su vida. “Me gusta mucho bailar con mis amigos cuando salgo de fiesta. Me imagino entrando al octágono de UFC bailando música electrónica. Con alguna canción de David Guetta”, cuenta Diego Rivas (5-0), quien integrará el equipo de Fabricio Werdum en The Ultimate Fighter Latinoamérica.

“El Pitbull” nació en Cholchol, un pequeño pueblo de apenas cinco mil habitantes cercano a Temuco, en Chile. Con apenas 22 años, es uno de los pocos que no se desempeñaron en algún arte marcial específica, y directamente se metieron en el mundo de las artes marciales mixtas. “Yo jugaba al fútbol y venía bien, pero cuando tenía 15 años murió mi mamá y ahí me metí en un gimnasio donde entrenaba mi prima para despejarme. Hice apenas un mes de karate y me puse a practicar MMA”, relató, contando como una desgracia en su vida le dio origen a su actual pasión.

Además de una gran reputación en su pueblo, donde el propio Diego asegura que se generó una verdadera revolución con su llegada a la casa del TUF, la disciplina hasta le permitió conquistar a la que hoy es su pareja, aunque dentro de una historia bastante particular: “Mi novia no entrena artes marciales pero venía acá al gimnasio a hacer máquinas y a correr. Nos conocimos ahí, pero ella es la hija de mi entrenador. De primera no sabía cómo explicarle a mi profesor, pero me armé de valor y como siempre habíamos tenido una relación de padre e hijo me aceptó. Sólo me pidió que la cuidara”.

Rivas se define como un luchador que tiene al jiu jitsu como base pero que ama ganar los combates por nocaut. Al ser el primer peleador de Chile en estar tan cerca de llegar al UFC, sabe que carga con una responsabilidad importante: “Cuando dicen que soy el primer chileno se me erizan los pelos y se me pone la piel de gallina. Esto no es un juego, quiero dar lo mejor de mí para dejar la bandera en alto. Acá tenemos buen nivel, faltaba que alguien abriera las puertas”.

“Mi corta edad no será una desventaja, aunque quiero ganar más experiencia”, aclaró el chileno, y ya se planteó su tan buscado objetivo: “Mi meta es estar en el UFC y dar lo mejor de mí. Quiero llegar, mantenerme y pelear por el cinturón. Soñar es gratis cuando uno se esfuerza”. Este joven ya pisó fuerte en Chile y ahora quiere demostrar a nivel mundial.

Podés seguirme en Twitter: @fedenogueira25