Skip to main content

Thomas Almeida: Sangre De La Nueva Ola

Con apenas 24 años, Thomas viene pisando fuerte en UFC y ya lleva tres victorias en idéntica cantidad de presentaciones. El 7 de noviembre tendrá el desafío de lucirse en San Pablo, la ciudad que lo vio nacer. Enfrentará a Anthony Birchak, quien también viene de ganar.

 
Los inicios dentro de una promotora del nivel de UFC suelen ser dificultosos. Y más aún cuando el peleador es joven y por lo general todavía no ha alcanzado una maduración suficiente. Sin embargo, está claro que hay excepciones a la regla, y Thomas Almeida (20-0-0) es un importante ejemplo de eso. El brasileño, con apenas 24 años, es uno de los grandes futuros de las artes marciales mixtas y ahora tendrá que demostrar en San Pablo, su ciudad natal, ante su gente.
Click aquí>>>Vea UFC Fight Night Sao Paulo el 7 de noviembre por FOX Deportes

La cita se llevará a cabo el 7 de noviembre en un nuevo UFC Fight Night en suelo brasileño. Ahí, Almeida enfrentará a Anthony Birchak (12-2-0), quien viene de una gran victoria ante Joe Soto y se caracteriza tanto por la potencia de sus puños como por su intensidad a la hora de pelear. En sus dos presentaciones en UFC apenas vio pocos minutos de acción y nunca pasó del primer round, tanto en la derrota como en el triunfo.

En cuanto a Almeida hay que destacar que por el momento parece imbatible. A pesar de su juventud, su nivel de muay thai roza la perfección y, como si esto fuera poco, también ostenta una potencia asombrosa. Su último nocaut con una rodilla voladora frente a Brad Pickett dejó boquiabierto a todo Las Vegas durante UFC 189. Además, siempre es garantía de show, y lo dejó en claro con tres bonos post combate en idéntica cantidad de presentaciones.
Vea>>>Conozca las estadísticas de la pelea entre Thomas Almeida y Anthony Birchack

Es cierto que todavía tiene que demostrar ante rivales de mayor nivel. Pero, en silencio, Thomas fue creciendo dentro del ránking de los 61 kilos de los gallos y ya alcanzó el noveno lugar. Nada mal para un chico con apenas tres peleas dentro de la promotora. Y está claro que tiene un gran futuro si logra mantener la forma. Por el momento, ante Birchak tendrá una gran oportunidad para propinar otro de sus brillantes golpes de nocaut. El estadounidense es de arriesgar en los intercambios de golpes mientras que el brasileño, además de sentirse cómodo en ese juego, ya mostró que tiene puños de acero.

El aspecto que puede complicarlo radica en sus movimientos en el piso. Sus únicas cuatro victorias por sumisión llegaron en los comienzos de su carrera en su Brasil natal, y desde su salida al mundo no ha podido demostrar que también es capaz de finalizar con alguna llave. Para el futuro deberá trabajar en ese aspecto y evolucionar su nivel de lucha, para permitirse tener distintas estrategias cuando su muay thai no sea suficiente para lograr una victoria. De todas formas, el 7 de noviembre esperamos ver un nuevo KO. ¿Lo logrará?