Skip to main content

Travis Browne: Seguir Demoliendo

Travis tendrá una prueba más en su afán por tener su chance de título. Esta vez deberá enfrentar a su amigo Arlovski, con quien compartió campamento durante muchos años. El estadounidense necesita acumular victorias para alcanzar su objetivo.


Estuvo cerca, demasiado, pero no lo logró. Travis Browne (17-2-1) tuvo su gran chance de ser retador al título cuando enfrentó a Fabricio Werdum, pero cayó ante el brasileño por decisión unánime y fue éste quien meses después se colgó el cinturón interino de los completos. Desde ese momento, el estadounidense se planteó resurgir en la búsqueda de su tan preciado objetivo y logró una contundente victoria ante Brendan Schaub. Ahora, tendrá otra prueba de fuego para demostrar su nivel ante Andrei Arlovski (23-10-0, 1 NC), quien además de ser su amigo arrastra cuatro triunfos en fila.
Click aquí>>>Vea a Travis Browne vs Andrei Arlovski en UFC 187 por Pay-Per-View

Browne vs SchaubLa cita se llevará a cabo el 23 de mayo en Las Vegas en la enorme cartelera de UFC 187. Browne hoy ocupa la tercera posición en el ránking pero es el único de los primeros tres escalones que todavía no tuvo chance de título. No se destaca por su juego de jiu jitsu pero sabe cómo defenderse de quienes buscan derribarlo y atacarlo por esa vía. Tal vez su mayor déficit es que nunca logró hilvanar una racha extensa de triunfos bajo las siglas de UFC, ya que dos veces ganó tres peleas al hilo pero luego fue frenado por una derrota.
Vea>>>Travis Browne en Acción

Travis es sumamente respetado en la categoría. Logró eso a base de grandes victorias y es considerado por muchos como el noqueador más potente de los completos. Tiene con que avalar esa teoría, ya que en cuatro de sus últimas cinco peleas consiguió dejar en la lona a su rival antes de la finalización del primer round,Browne vs Overeem y en tres de ellas se llevó el premio al nocaut de la noche.
Vea>>>UFC 187 Pelea Gratis:Browne vs Griggs

Pero esta vez no la tendrá nada fácil. Más allá de que Arlosvki ganó los dos combates desde su regreso a UFC, tal vez su mayor traba será que deberá enfrentar a uno de sus mejores amigos. La relación entre el estadounidense y el ruso se forjó en la academia Jackson. La amistad fue creciendo tanto al punto que, cuando Browne dejó el campamento el año pasado para trasladarse al Glendale Fight Club de California, fue Andrei quien pasó a vivir en su casa. “No me gusta esta pelea, no quería pelear con él. De todas formas sé que esto es trabajo y si quiero avanzar en la categoría tengo que combatir con los que están adelante, aunque sean mis amigos”, confesó el europeo apenas se enteró de la designación de la contienda.

Ahora, la amistad quedará de lado y Browne deberá demostrar nuevamente dentro del octágono que merece retarse con Cain Velasquez o quien tenga en su momento el cetro de campeón. Será una prueba de fuego que habrá que superar. ¿Podrá Travis vencer a su íntimo amigo?