Skip to main content

TUF 20, Conozca a las Peleadoras: Emily Kagan

Introduciendo a las peleadoras The Ultimate Fighter: Una Campeona Será Coronada. Esta vez traemos a Emily Kagan, una experimentada peleadora con estilo fuerte de pelea.

“He viajado mucho y he estado en grupos de gente trivial que elegía de quién ser amigo y de quién no", comentó Emily Kagan. “Estuve mucho tiempo fuera de casa y tuve muchas experiencias que me enseñaron a ser flexible frente a situaciones nuevas e incómodas”.

Suena como si esta promesa de peso paja ya hubiera participado en The Ultimate Fighter, pero en realidad se refería a su adolescencia, época en la que desarrolló las herramientas que le facilitarán la tarea de lidiar con el hecho de estar alejada del resto del mundo durante las seis semanas de duración de TUF, para convertirse en la primera campeona de 115 libras de la historia del UFC. Por lo que cuando recibió un llamado acerca de esta oportunidad única, no dudó en aceptar.

“No tuve ni que pensarlo”, ríe Kagan. "Lo pensé incluso antes de que me lo ofrecieran, en cómo sería, pero cuando me hicieron la propuesta, no hay lugar para la duda frente a una oportunidad como el UFC".

Puede decirse que ser elegida como una de las ocho damas principales del programa (las otras ocho se ganaron su lugar durante las pruebas) es algo apresurado respecto de Kagan, que solo tiene cuatro peleas profesionales (3-1), pero lo que no se muestra en ese récord es su amplia experiencia de siete peleas amateur, su trabajo diario con el renombrado equipo de MMA de Jackson y, sí, por supuesto, sus años de adolescente.

“Comencé a ponerme a mí misma en situaciones incómodas a una edad temprana, por ejemplo, viajando a otro continente”, recuerda. “Cuando era estudiante de secundaria, viajé como embajadora a Europa durante cuatro semanas con un grupo de adolescentes como yo. Y cuando tenía solo 16 años fui a Israel por todo un verano con otro grupo de adolescentes. Es cierto que un grupo de mujeres adultas puede ser complicado, pero nada es más complicado que los adolescentes”.

No hay objeciones posibles. Y mientras cualquier padre se estremece ante la idea de que su hijo o hija viaje al otro lado del mundo, lejos de la seguridad del hogar, la madre de Kagan la dejó ser ella misma.

“Mi madre siempre dijo que quería hacer cosas asombrosas, y que lo segundo mejor que podía sucederle es que en vez de hacerlas ella misma, las hicieran sus hijos", agregó Kagan. “Ella me apoyó y siempre me dejó hacer lo que yo quería. Y yo necesitaba hacerlo".

Estas lecciones la marcaron y cuando esta nativa de Nueva Inglaterra se mudó a Albuquerque, Nuevo México, para hacer carrera en pelea, sabía que los únicos límites son los que se pone ella misma.

“Cuando apenas me mudé a Nuevo México, mi intención era solo probar y ver cuán lejos podía llegar", expresó Kagan. “Cuando apenas llegué aquí, comencé a entrenar y gracias a Julie Kedzie (veterana del UFC) y a Sam Wilson, conseguí mi primera pelea dentro de los tres meses".

Ganó ese combate en 2010, después otro, con la orientación de la pionera Kedzie y del respetado Greg Jackson. Y cuando ellos estimaran que podía pelear a nivel profesional, entonces recién lo haría.

“Estuve presente en ese momento y tenía fe en que mis entrenadores y Julie, como líder del equipo femenino, me harían saber cuándo llegara el tiempo de dar un paso adelante para pelear a nivel profesional", señaló. “Y eso es justamente lo que sucedió”.

En septiembre de 2012, Kagan hizo su debut profesional con una victoria por decisión ante Lynae Lovato. Obtuvo dos triunfos más después de ese y su única derrota fue en manos de su futura compañera de reparto en TUF Rose Namajunas. Y tras ganar por decisión dividida ante Ashley Cummins en julio pasado, recibió el llamado del gran programa.

“Cuando se presentó esta oportunidad, quedé deslumbrada; aceleró la forma en que se desarrolla mi vida de manera exponencial", afirmó. “Es todo lo que puedo desear, ya que no tengo 20 años como algunas de estas chicas. Esta oportunidad en este preciso momento es perfecta para mí".

Kagan, de 32 años, quiere sacar el máximo provecho a su oportunidad en el TUF y ha tenido considerable ayuda para prepararse, aun antes de que las cámaras empiecen a rodar. El equipo en Albuquerque incluye a los ex ganadores del TUF Diego Sanchez, Diego Brandao, John Dodson y Colton Smith, como también a las destacadas peleadoras Kedzie (hoy retirada), Holly Holm y Michelle Waterson.

“Estoy muy agradecida, creo que todas las experiencias de mi vida me han preparado para esto", señaló. “Y aunque no puedo saber en lo que me estoy metiendo hasta que no esté ahí, tengo la ventaja de que varias de mis compañeras de equipo estuvieron en el programa y ganaron. Esa es una ventaja para mí. Puedo obtener información de primera mano acerca de cómo es a nivel psicológico, social y emocional”.

Tener una banda de hermanas a su alrededor durante el día puede ser una ventaja aun mayor, ya que a pesar de que todos en la familia Jackson son peleadores, no es poca cosa tener a uno de los tuyos a tu lado en la casa, viviendo las mismas experiencias y abriéndose camino en MMA.

“Tenemos algunos de los talentos más alocados entre las mujeres y entrenamos todas para ser la mejor", afirmó Kagan. “Por eso creo que de alguna forma todas tenemos nuestro grado de competencia en el gimnasio, aun cuando pertenecemos a distintas divisiones de peso. Todas peleamos para ser la mejor. Nos amamos entre nosotras, pero cuando entrenamos, no hay piedad. Nos alentamos entre todas durante el proceso y nos exigimos más allá de nuestros límites. Y como conocemos nuestros puntos débiles, sabemos dónde atacar. Nos ponemos a prueba, o al menos intentamos hacerlo, para sacar lo mejor de nosotras mismas. Todas queremos ver a las otras triunfar, por lo que nos ayudamos entre nosotras.

“Espero el mismo grado de agresividad y empuje de las otras chicas (de TUF) y eso es muy emocionante”, continuó diciendo. “No hubiéramos aceptado una oferta del UFC que nos regalara la oportunidad de estar aquí; sé que los espectadores pueden tener reservas y pensar que es injusto que algunas de nosotras hayamos sido elegidas para estar en el programa. Así que pelearemos para demostrarles a todos que el UFC hizo una elección acertada cuando nos seleccionó".

Emily Kagan quiere enfatizar sobre este punto, ya que si bien no es una de las peleadoras de perfil más destacado del reparto de TUF, planea tener una participación memorable durante estas seis semanas.

“No subestimo el talento de las demás mujeres de la casa, pero es posible que la gente esté subestimando no solo mi talento sino también mi fuerza de voluntad, mi determinación de ganar y mi experiencia para hacer frente a lo se ponga en mi camino en la casa. Estoy muy emocionada y no veo la hora de ver cómo se desarrolla todo. En verdad lo estoy. Me siento bien, tengo confianza en mí misma como persona y como peleadora; todos los que me rodean están igual de emocionados y confiados. Sé que habrá situaciones que serán un desafío, pero tengo la experiencia para enfrentarlas y estoy más preparada que nunca para hacerlo”.