Skip to main content

TUF Latinoamérica: Guido Cannetti, de esto aprendí.

Guido Cannetti reemplazó a "Chito" Vera en las semifinales pero no tuvo suerte ante Alejadro Pérez y cayó por nocaut en el primer round. "Creo que me sentía mal porque no llegué a recuperarme. Por lo que me pasó en la primera pelea con las tarjetas tuve que salir a matarlo", contó.

Ni cerca de cumplir sus expectativas estuvo Guido Cannetti en su participación en el TUF Latinoamérica. Luego de que los jurados le dieran la espalda en su pelea ante Marco Beltrán, contó con la fortuna de reemplazar en las semifinales de Marlon Vera, pero nuevamente la suerte no estuvo de su lado. Esta vez, salió desesperado a buscar el gran golpe y terminó sufriendo una izquierda repleta de potencia de Alejandro Pérez. Así, cayó noqueado al suelo en el primer asalto. "De esto aprendí más que nunca y espero en la próxima ser frío y hacer las cosas mejor. Acá todo me salió mal. Todos los mejores alguna vez cayeron y así es la vida", relató el argentino.

Guido se enteró de su contienda un día antes del pesaje pero no quiso perder la oportunidad de demostrar nuevamente su nivel. Sin embargo, su ansiedad le jugó una mala pasada y terminó sufriendo el primer nocaut de su carrera: "Creo que me sentía mal porque no llegué a recuperarme. Eso me hizo estar desconcentrado y por lo que me pasó en la primera pelea con las tarjetas tuve que salir a matarlo. Si hubiera tenido más tiempo entre combate y combate no creo que esto me hubiera pasado. Otro punto en contra fue que subestimé al 'Diablito' porque ya había entrenado con él varias veces y para mí era imposible que me ganara".

Dolido, Cannetti aseguró que se sintió mal por no haberle podido regalar la victoria a Marlon Vera. "Chito es mi amigo y sabía cómo era todo. Él es consciente de que en una pelea puede pasar cualquier cosa, pero todo el equipo estaba ahí apoyándome. Pérez sólo me podía ganar como pasó. Todos vivían diciendo que yo era el más fuerte y hacían todo para que me vaya mal, por eso nadie me elegía", detalló.

Con derrotas en sus dos combates, Guido sabe que no mostró su mejor versión a lo largo de su estadía en la casa. "Lo malo es que tanto yo como el resto del mundo esperaba otra cosa y no lo pude lograr, no sé ni cómo pasó todo esto. Yo soy un noqueador, y no es fácil ser noqueado. Quizás fue exceso de confianza. Hoy en día lo acepto pero no lo puedo creer. Sabía que para mí no iba a ser fácil estar encerrado por el tipo de carácter que tengo. Espero que ahora estando cerca de la gente que quiero sea distinto. En la próxima pelea quiero ser el ‘Ninja’ de siempre y que me salga todo como me salió a lo largo de mi vida", cerró.

Podés seguirme en Twitter: @fedenogueira25