Skip to main content

TUF Latinoamérica II: Toro vs Robocop ¿Pelea de la Temporada?

Semana tras semanas estaremos viendo los movimientos y técnicas destacadas de cada episodio de la segunda temporada de The Ultimate Fighter Latinoamérica. En el sexto combate de la temporada aparecieron dos mexicanos en el choque de guantes.


Se van terminando los lugares para la segunda ronda de The Ultimate Fighter Latinoamérica II, y en el episodio pasado, dos mexicanos se enfrentaron, Héctor Aldana y Álvaro Herrera en la categoría peso wélter, donde Aldana terminó con la decisión a su favor tras controlar con presión y agresividad. Con la victoria, el equipo liderado por Kelvin Gastelum mandó a llamar al nicaragüense Christhian Soto contra el mexicano Polo Reyes.
Click aquí>>>Suscríbase a UFC Fight Pass y vea TUF Latinoamérica

Christhian Soto del Team GastelumLa pelea entre Polo y Christhian fue uno intenso, de alto impacto e intercambios constantes. En los primeros cinco minutos, tanto Soto como Reyes fueron al frente, pero la defensa de Reyes fue mejor, ayudándolo a conectar más, y tocaremos el tema de las diferentes técnicas que hizo el mexicano para absorber menos daño que su oponente. En el segundo, sin embargo, los intercambios escalaron de intensidad y Soto logró conectar un duro derechazo que dejó tambaleante al mexicano, pero después de recuperarse al engancharse a su oponente mientras buscaba finalizar la pelea, Polo Reyes logró conectar sus propios puños, aturdiendo al nicaragüense quien caía al piso y finalizándolo con codos desde la montada. Fue un emocionante combate que tenía a ambos equipos de pie y gritando.
Vea>>>Recapitulación episodio siete de TUF Latinoamérica

El primer round fue uno más controlado en el que ambos peleadores seguían buscando encontrar la distancia, pero Polo Reyes del Team Escudero calienta para la peleaentre las combinaciones lanzadas, Polo lograba cabecear entre sus golpes para evitar los contragolpes de Soto, y le permitía regresar con sus propios puños. Polo también recurrió mucho al desvío de los golpes con las palmas, manoteando los ataques de su oponente, y este estilo de defensa, aunque riesgoso, permite mantener las manos en posición ofensiva para sacar golpes rápidos inmediatamente después de desviar los del oponente. Polo combinaba bien el cabeceo y sus desvíos de golpes para evitar mayores daños y seguir lanzando ataques. Cuando la ofensiva de Soto parecía ser demasiado rápido para esto, Polo también metía bien la guardia para bloquear los golpes. Las defensas fueron técnicas importantes a lo largo del primer round, pero en el segundo reinó más el intercambio descuidado más que la defensa.

Cuando el mexicano recibió el derechazo que lo mandó de cuclillas, perdiendo el balance, se recuperó rápidamente para amarrarse de su oponente, una maniobra común para neutralizar golpes y encontrar tiempo para recuperarse. Y después de lograrlo, el mexicano consiguió meter combinaciones hasta que Soto cayera al piso. Siguiendo el ataque, Polo montó correctamente y lanzó duros codos, dejando caer el peso de su cuerpo con codazos, una técnica fundamental en el golpeo a ras de lona, o ground and pound, para que la ofensiva se vuelva contundente y no sólo para generar puntos en las tarjetas.

 

Si bien la secuencia de ofensiva de Polo le dio la victoria cuando obligó la intervención del réferi, más que la defensa de los puños en el primer round, las combinaciones que aturdieron a Christhian Soto, o la montada y el golpeo a ras de lona, quisiera destacar el corazón de seguir adelante. Es cierto que el corazón no es una técnica, y para muchos entrenadores experimentados, es algo que no se entrena, si no algo con que se nace. Sí se pueden recrear escenarios específicos en ejercicios controlados dentro del entrenamiento para probar y desarrollar de alguna manera la corazón de peleador, pero en sí, es algo con lo que se nace, no se hace. Polo demostró un gran corazón, subiendo su nivel de agresión y ataque cuando más se encontraba en problemas, desconcertado tras el golpe de Soto; y en últimas, superando la prueba gracias a su entrega y determinación por no bajar las manos ni darse por vencido. La técnica de la semana que le dio el pase a Polo no fue una que se enseña dentro del currículo de técnicas, porque el corazón no tiene forma determinada, sino grandeza para los momentos más difíciles.

La pelea le dio otra victoria al equipo de Efrain Escudero, y la última pelea de la primera ronda será entre el hondureño Wilmer Fernández contra el panameño Vernon Ramos.