Skip to main content

TUF Latinoamérica: Recapitulación Episodio 10

The Ultimate Fighter Latinoamérica avanza en su ronda semifinal. El turno ahora es para Alejandro Pérez de demostrar qué puede hacer ante un rival inesperado. Entérese qué fue lo que ocurrió en este episodio de The Ultimate Fighter Latinoamérica.

Este décimo episodio comienza recordando el triunfo de la semana pasada de Yair sobre Rodolfo y la historia sobre el enfrentamiento entre Marlon Vera (Team Werdum) y Alejandro Perez (Team Velásquez), en el camino a la final. La primera pregunta que nos hacemos es si el ecuatoriano podrá pelear a pesar de esas ronchas que tiene por todo el cuerpo y que parecen contagiosas.

La acción empieza en la casa, donde la preocupación es con Vera sobre sus ronchas. Él mismo reconoce que no se ha sentido bien y que está muy preocupado. Guido lo cura en la espalda, aclarando que ha tomado medidas para evitar infectarse.

De ahí pasamos al entrenamiento de los latinoamericanos. El ecuatoriano trabaja en su golpeo, arriba y abajo, pero vuelve a decir que se ha sentido mal y se preocupa porque no quiere quedarse fuera de la competencia. ¨Estoy muy triste por esto¨, expresa. En caso de no poder pelear, entre Guido Cannetti, Bentley Syler y Freddy Serrano saldrá su reemplazante. En la casa se nota la tristeza entre los compañeros de ¨Chito¨, parece un ambiente casi fúnebre. Así y todo, Cannetti ya se empieza a vender para reemplazar al ecuatoriano, aunque muestra su parte más humana diciendo que si gana, parte de ese dinero que reciba se lo va a dar al ecuatoriano para la operación de su hija.

Los mexicanos se enteran que a Vera lo han puesto en cuarentena y empiezan a especular en el posible rival del ¨Diablito¨. Hablando de los rivales; ¨Bentley¨ se muestra humilde y dice estar agradecido en caso de que le toque a él ser el reemplazante. Fredy, por su parte, no cree que le van a dar la oportunidad porque ya peleó con Alejandro y, también, porque anda con problemas en un tobillo.

Conocemos un poco más de Alejandro, de su familia y su padre que tuvo un accidente y perdió la camioneta que tenía. ¨Mi mamá es la persona más luchadora que yo he conocido. Eso me da fuerza para seguir¨, indica. Además, su padre es alcohólico y ha tenido problemas. Su objetivo es ganar la competencia para ayudar a sus padres y a su familia. Más aún ahora que su novia espera un bebé.

Vemos a Marlon en un hotel, aislado, triste y desilusionado por su situación médica, sabiendo que su futuro depende de lo que le diga el doctor. Pasamos a la cita médica del ecuatoriano, quien está bien estresado por la espera. La doctora le explica que no debe ingresar al sauna para evitar infecciones, y aclara que su afección es un problema de la piel que no es infeccioso, por lo que puede regresar a la casa. La mala noticia seda la doctora cuando confirma que no es una buena idea pelear. ¨Así pasa en la vida, hay que aceptarlo porque Dios tiene un camino para todos nosotros¨, dice un alicaído Vera.

Dana White le explica a Fabricio Werdum que Vera no puede pelear, llaman al peleador para decirle oficialmente que no puede pelear, pero que le van a dar la oportunidad de regresar y estar en la final del 15 de noviembre en el UFC 180, en la Ciudad de México. Después de tantos momentos de malas noticias, uno detrás del otro, esta novedad es una bocanada de aire fresco para todos, sin duda alguna. Vera muestra un cambio de estado de ánimo, recordando cómo lo miraban como a un zombi mientras estaba en el hotel con todas esas ronchas en la cara. ¨Solo le puedo dar gracias al UFC por esto¨, fueron sus palabras.

Regresa ¨Chito¨ al gimnasio y es recibido con alegría por todos. Todos bromean con la enfermedad antes de que llegue Dana para decirles quién será el elegido para pelear contra el ¨Diablito¨ en las semifinales y el elegido es el argentino Guido, quien sigue repitiendo que se merecía esta oportunidad porque debió haber ganado su primer combate. ¨Tengo una oportunidad de vuelta de ser el Ultimate Fighter de peso gallo¨, señaló el ¨Ninja¨. Otra vez en la casa, Guido sigue repitiendo que le robaron su primera pelea, algo que enfada a su rival de aquel entonces, Beltrán. ¨Es un mal perdedor, que llore en Argentina, aquí ya están hartos¨, dice el mexicano.

En la sesión de entrenamiento del Team Velásquez, Pérez entrena boxeo con Caín, quien nos dice que si su pupilo pelea como hizo el sparring, va a ganar. ¨Esta pelea es la más importante de mi vida y siento que es de las más difíciles¨, agrega el peleador, antes de verlo entrenar con Daniel Cormier.

Los latinoamericanos debaten en la piscina, donde se nota que hay un buen ambiente y que se sienten optimistas en camino al próximo enfrentamiento. De ahí pasamos a la sesión de entrenamiento del Team Werdum, donde trabajan en el golpeo. Un momento que nos alegra es cuando vemos a ¨Teco¨ y ¨Diablito¨ corriendo y comentando las peleas que han tenido y la gran amistad que los une desde hace algún tiempo.

Antes de que pasemos al combate, ambos peleadores muestran un gran optimismo, así como sus compañeros, quienes los apoyan con todo.

Alejandro ¨El Diablito¨ Pérez vs Guido ¨Ninja¨ Cannetti.

Dana les explica las reglas, salen activos ambos, sobre todo el argentino. Conecta arriba el mexicano. Busca con patadas abajo Guido, seguida de una buena izquierda. Riposta bien Pérez con su mano izquierda. Y cuando iba hacia adelante Cannetti, Alejandro le da un tremendo recto de izquierda que lo derriba para terminarlo en la lona con varios golpes que, en realidad, ya estaban de más. ¡Excelente demostración del ¨Diablito¨!

¨Una gran pelea para Alejandro y, obviamente, un buen día para el equipo de México¨, expresó un emocionado White.
La emoción del mexicano es evidente, sobre todo por el llanto que le embarga al saber que ha llegado a la final con este espectacular triunfo. ¨Gracias a mi familia que confió en mí, a ¨Teco¨, a Caín¨, expresa un muy emocionado vencedor.

¨Esta es una doble lección para Guido¨, señala su compañero Vera. Fue tal el impacto del nocaut, que el derrotado no recuerda lo que pasó y Werdum se lo tiene que recordar. ¨La verdad me fue bastante mal, creí que podía ganarles a todos y Dios me hizo dar en cuenta que también soy un ser humano¨, dijo un ya muy humilde peleador argentino.

Vera se ríe de la situación, diciendo que se ha salvado de un nocaut, al ser él quien originalmente enfrentaría a Pérez: “gracias por el maquillaje”, refiriéndose a las ronchas en la cara.

Vemos un avance de lo que viene en el próximo capítulo, donde Cannetti baja su arrogancia, reconociendo su destino y nos preparamos para otra pelea entre mexicanos, con un Marco Beltran que se siente aislado, mientras su rival, Jose Quinonez está bien arropado por su equipo.

Esto y más en el próximo episodio del The Ultimate Fighter Latinomérica.

¡No te lo puedes perder!