Skip to main content

UFC 112: Silva retiene, Edgar sorprende

Por Emiliano Cándido - El brasileño Anderson Silva retuvo su cinturón de peso mediano tras derrotar por decisión unánime luego de 5 rounds a su compatriota Demian Maia. La sorpresa de la noche, y una de las más grandes de todos los tiempos, la dio Frankie Edgar que se impuso sobre BJ Penn luego de 25 minutos de pura acción, para hacerse con el campeonato de los livianos.

Por Emiliano Cándido

El brasileño Anderson Silva retuvo su cinturón de peso mediano tras derrotar por decisión unánime luego de 5 rounds a su compatriota Demian Maia. La sorpresa de la noche, y una de las más grandes de todos los tiempos, la dio Frankie Edgar que se impuso sobre BJ Penn luego de 25 minutos de pura acción, para hacerse con el campeonato de los livianos.

Quien todos consideran el mejor peleador libra por libra del momento demostró nuevamente por qué le dan ese calificativo. Con una soberbia actuación, Anderson Silva consiguió su undécimo triunfo seguido en UFC y, por momentos, dejó en ridículo a su rival.

Silva (26-4) ingresó al octágono muy confiado y, tras los dos primeros asaltos, comenzó a jugar con su rival. Luego de conectar muy buenos golpes y escapar del suelo, donde Maia se hace fuerte, decidió tomarse un descanso que pareció eterno y que disgustó a todos los presentes en el estadio.

Con los últimos tres asaltos por desarrollar ya se sabía con exactitud quién sería el ganador, pero sólo quedaba descubrir bajo qué circunstancias.

A pesar de hacer hasta lo imposible, Maia (12-2), se vio completamente sobrepasado a la hora de intercambiar golpes y, como nunca lo pudo derribar, siempre corrió de atrás intento conectar una mano salvadora.

Eso nunca sucedió y el combate, indefectiblemente, se volcó en manos del campeón quien retuvo por sexta vez consecutiva su cinturón y parece ser cada vez más imposible de vencer pero, a su vez, menos apoyado por los seguidores.

La sorpresa de la noche la dio Frankie Edgar que, tras cinco asaltos verdaderamente parejos en los que la diferencia fue mínima, venció a BJ Penn y se hizo con el campeonato de los pesos livianos de UFC.

Edgar (12-1) llegaba como un paso más para BJ. Si bien se esperaba una pelea dura, nunca nadie creyó en las chances del ahora titular de la división. Con una estrategia que se planteó completamente en su boxeo: entradas y salidas contantes, mucho movimiento y, sobre todas las cosas, una resistencia física increíble para mantener la intensidad durante los 25 minutos.

En cambio Penn (15-6-1) no estuvo en su mejor día y nunca pudo encontrar al retador con golpes certeros. Algunas pequeñas aproximaciones lo hicieron parecer superior, pero en el total de la pelea, fue claramente quien llevó las de perder.

Con esto Edgar consigue la victoria más importante de su carrera y, no sólo eso, sino también obtiene el cinturón con el que tanto soñó durante toda su vida, demostrando que con dedicación y trabajo duro todo es posible.

En el combate entre dos leyendas, Matt Hughes venció por nocaut técnico en el tercer round a Renzo Gracie. Si bien el combate fue muy igualado, la resistencia física de Matt y sus buenos ataques a las piernas dieron sus frutos con el correr de los minutos.

Tras un arranque parejo y levemente inclinado a favor de Renzo, Hughes (45-7) fue inclinando la balanza en base a una faceta poco conocida dentro del octágono: su striking.

Basándose en buenas patadas en las piernas y un directo de derecha que molestó a Gracie (13-7-1, 1 NC) toda la noche, lo fue desgastando hasta que su rival cayó derribado.

Iban 4 minutos y 40 segundos del tercer asalto cuando Renzo dijo basta y Matt Hughes se alzó con un importante triunfo de cara a su futuro cercano en la división de los welter. Una categoría que ya lo vio como el “campeón más dominante de la historia” y que sueña verlo nuevamente en un camino de triunfos.

En acción de pesos livianos, el brasileño Rafael Dos Anjos brindó la mejor actuación de su carrera y sometió al inglés Terry Etim.

Dos Anjos (14-4) escapó a un primer round muy complicado en el que casi se rinde luego de una guillotina sensacional. La llave estaba cerrada y su rival ejercía mucha presión sobre su cuello, pero con tranquilidad pudo salir y comenzar a imponer su ritmo.

Etim (14-4) fue derribado y allí comenzaron sus problemas. El brasileño se movió desde la guardia lateral a la media guardia hasta que consiguió la posición “norte-sur”. En esa postura intentó un kimura que se transformó en una llave de brazo tradicional. En ese momento, a los 4:30 del segundo round, el inglés se rendía y le daba el triunfo a Dos Anjos.

La primera pelea televisada vio a un sorprendente Mark Muñoz imponerse sobre Kendall Grove por nocaut técnico en el segundo asalto.

Grove (13-7) dominó con claridad el primer round. Buenas combinaciones de pie, grandes golpes a ras de lona y algunos intentos de sumisión lo dejaron cerca de la victoria. Pero el corazón de Muñoz (8-1) no le permitió rendirse.

Así pasó el asalto inicial y la pelea cambió completamente. Con un excelente derribo, Mark llevó el combate al suelo. De ahí en más una enorme cantidad de golpes hicieron que el árbitro detenga las acciones cuando iban 2 minutos y 50 segundos.

Sin lugar a dudas es la victoria más importante en la carrera de Muñoz, ya que lo sitúa en un alto escalón en la división de los pesos medianos y lo mantiene invicto con tres triunfos desde que comenzó a pelear en la categoría.

En las peleas preliminares hubo muchos combates interesantes.

La nueva sensación de las 205 lbs. Phil “el señor maravilloso” Davis derrotó por sumisión en el primer round al sueco Alexander Gustafsson.

Davis (6-0) controló las acciones desde el comienzo. Rápidamente fue en busca del derribo y, a pesar de no conseguirlo, mantenía un ritmo interesante que hacía presagiar que pronto iba a llegar.

Cuando Gustafsson (9-1) cedió, nada pudo hacer ante la perfecta ejecución del estrangulamiento anaconda, que le dio el triunfo al “Señor maravilloso” cuando iban 4 minutos y 55 segundos de la primera vuelta.

Rick Story venció por decisión dividida al inglés Nick Osipczak en un combate muy cerrado en el que hubo muy pocas diferencias. La pelea fue básicamente de intentos esporádicos de ambos. Story (10-3) buscando el derribo y por momentos consiguiéndolo. Mientras que Osipczak (5-2) pretendía mantenerse de pie e intercambiar golpes. Buen triunfo para Rick.

El finalista de The Ultimate Fighter 9, DaMarques Johnson, le ganó por nocaut técnico en el tercer round a Brad Blackburn. Luego de dos rounds en los que el dominio de Blackburn (15-11-1, 1 NC) fue absoluto, Johnson (16-7) salió con todo en el tercero y forzó a que se detuvieran las acciones cuando iban 2:08 de ese último período haciéndose también con la bonificación por el mejor nocaut de la velada.

Paul Kelly venció por sumisión en el segundo round a Matt Veach. Tras un primer round lleno de grandes momentos en el que Veach (11-2) parecía llevarse la mejor parte, Kelly (11-2) consiguió una guillotina que le dio el triunfo cuando iban 3 minutos y 41 segundos.

La primera pelea de la noche vio ganador a Jon Madsen (5-0) sobre Mostapha Al Turk (6-6) por decisión unánime.

Vale destacar que la pelea entre John Gunderson y Paul Taylor no pudo realizarse debido a problemas médicos de este último.

Otra gran noche de combates que se fue. Queda claro que Anderson Silva está muchos niveles por encima de sus rivales y entra demasiado confiado al octágono. Quizás sea el momento adecuado para que el campeón de los medios tome definitivamente la decisión de pelear en los semipesados y buscar nuevos retos en una división plagada de talentos.

En cambio en los livianos se produjo un movimiento brusco e imposible de imaginar. Frankie Edgar es ahora el nuevo campeón y, seguramente, esto obligará a BJ Penn a mantenerse en las 155 lbs. para recuperar el cinturón. De esta forma también se abre un abanico enorme de posibilidades en el que Gray Maynard, Kenny Florian y Tyson Griffin pueden ser beneficiados.

Un primer paso firme y muy fuerte de UFC en tierras árabes. El octágono sigue viajando por el mundo y esta vez se situó en un lugar plagado de jeques y arena como es Abu Dhabi. Ni que hablar que por primera vez se hizo un show al aire libre y salió todo de forma excelente.

No importa dónde sea, pero es evidente que fanáticos hay en todos lados y que dan lo que sea por ver a sus favoritos en vivo. También los hay en Latinoamérica y, quizás algún día, puede que tengamos esa oportunidad.